Caen 5 por secuestro de colombianos


La Agencia de Investigación Criminal, de la Procuraduría General de la República, detuvo a cinco personas, tres de ellos policías municipales, que presuntamente secuestraron a cuatro colombianos que fueron entregados al cártel de Cancún, a fines del año pasado, liberación que negoció un supuesto integrante del Cártel de Jalisco Nueva Generación.

De acuerdo con información proporcionada por funcionarios del gobierno federal, los colombianos se dedicaban al préstamo de dinero en efectivo en la modalidad conocida como “goteo”.

En diciembre de 2017, se denunció la desaparición, entre otros, de Yesly Tatiana Góez Guisao, y su novio Joan Sebastián Espinosa Urrego, quienes llegaron a Cancún en mayo de ese año.

La pesquisa, indicaron las autoridades federales, detalla que los sudamericanos fueron secuestrados por un grupo de policías municipales de Benito Juárez quienes los entregaron posiblemente al cártel de Cancún, que a su vez negoció la liberación de las víctimas con Masayoshi Michel Flores Linares, detenido en la Ciudad de México por elementos de la AIC.

Los familiares entregaron 80 mil pesos a Michel Flores Linares, quien se presume forma parte del Cártel de Jalisco Nueva Generación; las indagatorias lo señalan como el encargado de dar seguridad a las víctimas para evitar ser extorsionados por otros grupos delincuenciales que también operan en la entidad.

Se tiene indicios de que Flores Linares no entregó el dinero a los plagiarios, por lo cual el cártel de Cancún asesinó a Joan Sebastián Urrego Espinoza, quien fue encontrado el 21 de diciembre del 2017 en Cancún.

Las labores de investigación permitieron localizar y detener en la Ciudad de México, a Masayoshi Michel Flores, originario de la CDMX y a Nathali Ríos López, de 23 años, de origen colombiano y pareja sentimental de Flores Linares, posibles negociadores de la liberación de las víctimas. 

En cuanto a los policías municipales quienes entregarían a los cuatro colombianos al crimen organizado, fueron detenidos en las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito del Municipio de Benito Juárez.

Los imputados responden a los nombres de Ulises Oliva Laredo, de 40 años de edad, originario de Oaxaca; Nabil Josué Percastre Márquez, de 30 años de edad; y Saydi Oyuki Delgado Pérez de 25 años de edad; los últimos dos originarios de Quintana Roo.

Autor: Milenio/Ciudad de México
Publicado el Martes 24 Abril 2018 / 21:50 hrs