Así escapó Robbie Williams del hotel en llamas en Londres