Daniel Peña, ni con la ayuda de bandoleros repunta en Nuevo Laredo

PORQUE sabe que, “para nada ha repuntado su campaña electoral allá en Nuevo Laredo”, dado el contumaz repudio y rechazo de las familias de todos los estratos sociales hacia él, DANIEL PEÑA TREVIÑO, Candidato el PRI a la Presidencia Municipal de aquel puerto fronterizo, ha desatado su furia, cual vil trastornado mental, al mandar a las calles a un grupo de vándalos a destruir la propaganda política de los Candidatos del PAN al Senado, Diputaciones Federales y a la Presidencia Municipal, cuya nefasta actitud, ha causado una muy marcada inconformidad e indignación entre las familias de buen vivir, contra este fracasado político tricolor, del que podremos decir “ya no haya la puerta” para poder despegar de su estacada tarea proselitista.

POR ESTA RAZÓN, en el marco de la ley, el Partido Acción Nacional a través del representante ante el Comité Directivo Estatal TOMÁS VANOYE CARMONA, formalizó la respectiva denuncia ante la FEPADE, para que se obre en consecuencia contra PEÑA TREVIÑO y, la gavilla de bandoleros que él encabeza, por los nefastos actos vandálicos que en días pasados, fueron consumados por los potenciales delincuentes electorales, enviados a las calles para ejecutar la destrucción de la propaganda albiazul, identificándose entre el grupo de maleantes, “al sobrino el abanderado tricolor”, por lo que, la Fiscalía Especial para Delitos Electorales, habrá de llamar “al banquillo de los acusados”, al aspirante del PRI a la alcaldía Neolaredense y a los causantes del daño electoral consuamdo.

DANIEL PEÑA TREVIÑO, en Nuevo Laredo, cuenta con muy mala reputación política, porque éste, cuando fue Presidente Municipal de aquella comunidad, dejó “infinidad de huellas de corrupción e impunidad”, detalle por el cual el pueblo lo vomita de manera irremediable y, sí este repudiado “sujeto de baja caterva moral”, pensó que a la gente ya se le olvidaron las canalladas que consumó de manera cruel e inmisericorde contra ellas, está rotundamente equivocado, porque a las familias de Nuevo Laredo, nada se les olvida y por este motivo, han venido rechazado de manera tajante y sin cortapisas al sujeto de marras, cuestión por la que PEÑA TREVIÑO, al verse impotente, porque no avanza en su campaña electoral, al estilo de su Candidato Presidencial del PRI JOSÉ ANTONIO MEADE KURIBEÑA, ha lanzado a las calles a los maleantes ya identificados, repito, para destruir propaganda de sus adversarios panistas, esto logrado, gracias a un video que, “ha corrido como fuego en  reguero de pólvora en las redes sociales”.

RAMIRO PEÑA BERCEÑO, es el sobrino de Daniel Peña Treviño, el cual no escapará de la acción de la justicia, porque éste, es uno de los bandoleros plenamente identificados en el video presentado por TOMÁS VANOYE CARMONA ante la FEPADE. Y por su parte, Peña Treviño, anda súper amargado con “la hiel revolucionada”, todo porque la ciudadanía no lo admite en sus recorridos, porque incluso, gente que anda en LAS BRIGADAS de su campaña, se han percatado y nos dicen que, “en muchos hogares”, al candidato del PRI a Presidente Municipal de esa ciudad, le cierran la puerta, es decir “le han dado portazos a raudales en sus narices”, lo que obviamente, confirma que a PEÑA TREVIÑO las familias de Nuevo Laredo, para nada lo quieren. Y menos para que vuelva a ser alcalde, por enésima vez.

REZA EL ADAGIO que “lo que siembras, cosechas” y, vaya que en esto hay sobarda razón, porque simple y llanamente, cuando DANIEL PEÑA TREVIÑO, fue Presidente Municipal, valido del poder que tuvo en sus manos, se mostró radicalmente indiferente, porque a todo mundo, pero principalmente a las familias humildes, les mentía, las engañaba y se les escondía, no cumpliéndoles con las promesas de campaña y consecuentemente, Daniel Peña, en todo momento,  “se hizo de la vista gorda” y “de oídos sordos”, motivo que lo llevó “a convertirse en el ser más despreciable y odiado por los neolaredenses”, todo ello, por sus desplantes descabellados y por la arrogancia que “lo envolvió en una burbuja” luego de haber sido electo alcalde de aquel puerto fronterizo.

HAY QUE SEÑALAR finalmente que en la queja interpuesta por Vanoye Carmona ante la FEPADE, “señala con índice de fuego” a los simpatizantes del PRI, como los responsables potenciales bandoleros que, han venido ejerciendo de manera grotesca actos de destrucción de mantas y toda clase de propaganda de los Candidatos al Senado, a la alcaldía y Diputaciones Federales, cuya cuestión, las autoridades electorales ya investigan, por lo que se espera que, en los términos de la ley se obre contra los delincuentes electorales, detalle que, “sería ideal para que se siente un precedente”, de que “el que la haga la tiene que pagar” y esta clase de delitos, “no se queden a la deriva”.

Port hoy es todo y hasta mañana.

Autor: Guadalupe Ernesto González/Opinión
Publicado el Domingo 10 Junio 2018 / 01:58 hrs