El colmo: PRI y morena vapuleados y no admiten resultado

POR TRISTE panorama político electoral, atraviesan “los vapuleados candidatos del PRI Carlos González Toral y por MORENA Armando Martínez Manríquez allá en Altamira, Tamaulipas, tras la severa derrota que les impuso de manera contundente la reelecta alcaldesa ALMA LAURA AMAPRAN, quien con el triunfo inobjetable del pasado primero de julio, está dejando una huella histórica e imborrable, por ser la primera Presidente Municipal que dirigirá los destinos de aquel bello puerto en dos ocasiones, gracias a la confianza que, “ella se ha ganado entre las familias de los diversos estratos sociales”.

PARA ELLO, quiero decirles que, “este par de desacreditados políticos” Altamirenses, MARTÍNEZ y TORAL, por su postura de indignados e inconformes, “ESTÁN SIENDO EL HAZMERIR DE LA GENTE”, de todos los rumbos del pueblo, porque ambos, “cual viles niños de kínder”, se resisten a aceptar la dolorosa derrota que les impusiera “de manera aplastante” la Presidente Municipal reelecta ALMA LAURA AMPARAN, la que por este motivo, ya recibió su constancia de mayoría de parte del IETAM.

POR ELLO, aparte de irrisorio, me parece inconcebible que este par de “sujetos de baja caterva moral”, hayan caído en el juego burdo de sus ineficaces asesores, al obrar “por impugnar la elección”, en la que evidentemente, “este dúo de pelafustanes rajones”, PORQUE NO SABEN PERDER, fueron derrotados de manera artera, porque la alcaldesa Alma Laura Amparan, quien superó “al nacido para perder” Armando Martínez Manríquez por diferencia de más de 11 mil votos y “al traidor tricolor” Carlos González Toral, peor, porque a éste, lo derrotó abrumadoramente por casi 20 mil sufragios de diferencia y pese al aplastante resultado, “los repudiados políticos”, sin tal vergüenza, han consumado la osadía de inconformarse, cuando en plan de caballeros debieron aceptar su derrota.

POR LO anterior, es importante señalar sin cortapisas que, ARMANDO MARTÍNEZ MANRÍQUEZ, es conocido entre al grey tricolor, entre el perredismo y ahora en Morena como “EL NACIDO PARA PERDER”, porque éste, político de ínfima calidad moral, ha buscado cinco veces ser Presidente Municipal de Altamira, tres ocasiones por el PRI a nivel interno y sus compañeros “le dieron la espalda”, una vez más el PRD y fue superado en ese entonces por Javier Gil Ortiz y ahora por Morena y en ambas ha sido vapuleado, pero el muy insensato, en lugar de reconocer su obvia derrota, proyecta sin sustento legal alguno que, “en los tribunales le tiendan la mano” lo que no podrá suceder “ni por un milagro”, pues los hechos “hablan por sí solos”.

CON RELACIÓN “al traidor tricolor” CARLOS JAVIER GONZÁLEZ TORAL, éste, aparte de haber traicionado en la elección del 2016 a GRISELDA CARRILO REYES, como lo señalan con índice de fuego los priistas Altamirenses, éste, también cuenta con la etiqueta de “ser un bueno para nada”, porque siendo Diputado por el PRI, en lugar de trabajar con atingencia y perseverancia para atender a sus representados, éste se mostró totalmente indiferente, dejando claro que “a él, le importan los espacios públicos para el beneficio propio y no para generar el bienestar colectivo”. Y por esta razón, el contexto ciudadano Altamirense, “lo hizo perder” porque simple y llanamente, “González Toral, es un individuo en el cual no se puede confiar” por lo que se plasma que partiendo de esto, “se generó la severa derrota sufrida”.

REZA EL REFRÁN que “cuando el rio suena agua lleva” y vaya que en esto hay sobarda razón, porque si “la gente ya conoce a la perfección que González Toral y Martínez Manríquez, no son dignos de fiar”, obviamente por nada del mundo les darían el voto de confianza para que al menos, hubieran tenido una mejor competencia, por lo que la derrota aplastante y artera padecida por ambos, es la prueba fehaciente de que, “a ninguno de los dos lo quieren en Altamira”. Cuestión por la que creo y considero que, pese a impugnar la elección “el tiro les habrá de salir por la culata”.

PARA CONCLUIR, les diré que, “si en una competencia electoral como es el caso que hoy nos ocupa, los resultados son muy cerrados” habría la duda del triunfo, ESO ES MUY LÓGICO, pero donde hay diferencias enormes de votación entre “el Primer lugar y los dos restantes” nada se tiene que hacer, pero como a González Toral y Martínez Manríquez, la ley les permite el derecho de impugnar, se les tiene que tomar en cuenta, pero “la ley es la ley y en el marco legal” la autoridad electoral, tendrá que hacer su trabajo para que, “EL TRAIDOR TRICOLOR Y EL NACIDO PARA PERDER”, finalmente, tengan que aceptar la desastrosa derrota padecida, derrota que les ha caído “como un balde de agua helada en la espalda”.

Por hoy es todo y hasta mañana.

Autor: Guadalupe Ernesto González/Opinión
Publicado el Martes 10 Julio 2018 / 07:28 hrs