Juez libera a presunto asesino del líder estatal del PRD


Un juez de control y enjuiciamiento penal absolvió al presunto responsable del homicidio del exsecretario general del PRD en la entidad, Demetrio Saldívar Gómez, debido a que la Fiscalía General del Estado (FGE) no acreditó la responsabilidad del inculpado.

La sentencia absolutoria fue emitida por el juez Sergio Guzmán Chávez el lunes 2, donde se ordena la liberación del joven detenido hace dos años, indican documentos oficiales consultados por Apro.

Este hecho exhibe las deficiencias de la Fiscalía estatal, señalada públicamente de “fabricar” culpables a través de la tortura, y el nivel de impunidad que prevalece frente a los más de 6 mil homicidios registrados en la administración del priista Héctor Astudillo.

La noche del 19 de abril de 2017, un grupo armado interceptó y ejecutó al líder partidista cuando llegaba a su domicilio, al oriente de esta capital.

Saldívar Gómez había colocado a su esposa como regidora perredista de Seguridad Pública del municipio de Chilpancingo, Nancy Soraya Cruz García y, durante la administración del exgobernador Ángel Aguirre Rivero, se desempeñó como subsecretario de Gobierno.

Posteriormente, el 28 de abril del mismo año, el entonces fiscal en la entidad, Xavier Olea Peláez, anunció la detención del presunto autor material del homicidio del secretario general del PRD, Demetrio Saldívar Gómez, y enseguida fue vinculado a proceso y encarcelado en esta capital.

Sin aportar datos sobre lugar, tiempo y circunstancia, el defenestrado exfuncionario del gobierno de Astudillo Flores señaló que la captura del supuesto homicida identificado como José Ángel se realizó dos días antes y nunca explicó si existió una orden de aprehensión de por medio.

También, Olea Peláez omitió informar que el dirigente perredista fue ejecutado con un arma oficial de fabricación alemana que tiene registro de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), informó Apro en ese entonces.

Se trata de una pistola tipo escuadra calibre .9 milímetros, marca Walther, modelo P99, con matrícula FB 58782 y capacidad para alojar 16 cartuchos, utilizadas por corporaciones policiacas estatales, refieren los documentos a los que Apro tuvo acceso.

Además, el presunto responsable argumentó en su declaración ante un juez de primera instancia que fue privado de su libertad por un grupo armado que irrumpió en su domicilio ubicado en la parte serrana del municipio de Eduardo Neri; luego lo trasladaron a un lugar desconocido, donde lo torturaron para que se declarara culpable y posteriormente entregado a agentes ministeriales, que finalmente lo consignaron por el delito de homicidio.

A más de un año, el inculpado fue liberado por el juez de control porque la Fiscalía no pudo acreditar sus dichos con pruebas científicas y, de esta forma, el homicidio de Demetrio Saldívar se mantiene impune, como los más de 30 crímenes contra políticos que se han registrado durante los casi tres años del gobierno astudillista.

Autor: Agencias/Chilpancingo, Guerrero
Publicado el Jueves 5 Julio 2018 / 07:53 hrs