Serenos morenos

Preocupación tienen los burócratas federales, temen que la intención de  ANDRES MANUEL LOPEZ OBRADOR sea dejarlos sin chamba al desaparecer las delegaciones en los Estados, como dijera el mismo AMLO, serenense, eso no sucederá.

Claro que el próximo presidente de México tendrá la capacidad de hacer los cambios que quiera, hasta modificar leyes o echar abajo reformas a las mismas, para eso tendrá el control total de las Cámaras donde estará hasta sobrerrepresentado pero el problema es que no es tan fácil desaparecer todas las delegaciones de un día para otro.

Son muchos los puntos que se tienen que tomar en cuenta, entre ellos ver qué es lo que más conviene al país y a los intereses políticos del propio Presidente.

Obviamente el desaparecer las delegaciones en su totalidad no es la mejor opción para una persona como ANDRES MANUEL LOPEZ OBRADOR que quiere mantener el control de todo lo que suceda.

Por lo tanto no debe ser tanta la preocupación de los empleados de base de dependencias federales porque difícilmente pueden desaparecer todas las delegaciones federales, imagínese usted que sucedería si desaparece el IMSS o el ISSSTE, eso solo por citar dos instituciones que no se está en posibilidad ni de tocar.

Aparte, sería un gasto enorme en el pago de liquidaciones de los millones de empleados federales que hay a lo largo y ancho del territorio nacional y el país no está en estos momentos para soportar ese desembolso, y a ello habría que agregarle que el costo político le impactaría al Presidente y a él le gusta ganar elecciones.

Así es que no, no sucederá  porque no se cree que el desaparecer las delegaciones sea la intención real de ANDRES MANUEL LOPEZ OBRADOR, sería un tanto como cortarse un brazo, políticamente hablando, además es un hecho que no pretende fortalecer a los gobiernos de los Estados enviando todos los recursos federales para apoyos sociales o de infraestructura, no, eso sería como ponerse la soga al cuello.

Lo que si desaparecerá es la figura del delegado, pero las dependencias seguirán operando en cada entidad bajo una Coordinación General y eso con el fin de que los encargados de delegaciones le respondan a un personaje que a la vez responda únicamente a los intereses del Presidente de México y no se anden vendiendo en los Estados, sobretodo en procesos electorales.

Insistimos, no es desaparecer las delegaciones, es tener el control de ellas, crear un solo organismo que les administre para mantener el control en toda la Nación.

Para muestra está el nombramiento de ex candidatos a Gobernadores en algunos Estados o el de JOSE RAMON GOMEZ LEAL, JR, ex candidato de MORENA a Presidente Municipal de Reynosa quien ayer fue nombrado por el propio ANDRES MANUEL LOPEZ OBRADOR como Coordinador General de Desarrollo en Tamaulipas, Órgano que aglutinara todas las dependencias federales y sus recursos.

Así es que serenos morenos, no es para apanicarse y pensar que se quedarán millones de mexicanos desempleados, solo cambiarán las formas, los títulos y nombramientos, desaparece la figura del delegado y nacerá un organismo de control de todas las dependencias federales en las Entidades,  en Tamaulipas ya tiene nombre y apellido.

Autor: Rosa Elena González Hernández/Opinión
Publicado el Jueves 12 Julio 2018 / 03:42 hrs