Sufren 12 niños pesadilla bajo tierra


Los 12 niños y su entrenador de futbol atrapados en una cueva de Tailandia gozan de “buena salud”, pero tienen escasas posibilidades de ser evacuados a la brevedad. Los socorristas tratan de reducir el nivel del agua antes de las lluvias previstas para este viernes.

El Gobernador de la provincia de Chiang Rai, Narongsak Osottanakorn, que dirige al equipo de rescate, dijo que una evacuación en este momento sería “difícil”, ya que el nivel del agua es elevado pese al importante sistema de bombeo instalado.

Gracias a ese sistema “el agua baja un centímetro por hora, lo que no está mal dado el tamaño de la gruta”, explicó.

“Será difícil evacuarlos”, y se negó a hacer especulaciones sobre la fecha de evacuación.
Debemos estar seguros al 100% en el momento de decidir la evacuación, que podría hacerse en varios grupos de niños

La operación será complicada y los socorristas ya advirtieron que no se precipitarían a la hora de realizarla, pues el camino de vuelta recorre varios kilómetros por zonas angostas y etapas difíciles bajo el agua.

A SALVO, POR AHORA
La Marina tailandesa publicó este miércoles un nuevo video de los niños. “Tras haber comido, todos fueron examinados por un médico militar”, precisó la Marina, sin detallar, de momento, qué día podrían ser evacuados.

En este video, grabado el martes, aparecen 11 niños saludando, diciendo su nombre y luego “estoy bien de salud”. La Marina no explicó por qué el niño 12 no grabó el mensaje ni tampoco el entrenador, de 25 años.

Ya empezaron a ser entrenados para bucear y esta primera confirmación de su buen estado de salud hizo augurar una evacuación relativamente próxima.

“Estoy tan feliz”, reaccionó, llorando, la madre de uno de los chicos, Bew, al ver el video, proyectado por los socorristas en una pantalla bajo una tienda, no muy lejos de la entrada de la cueva, donde las familias esperan que sus hijos sean evacuados.

“Está delgado”, señaló no obstante, tras ver el mensaje de su hijo.

A la caída de la noche, un monje célebre en todo el país fue autorizado a franquear la entrada de la gruta. Rodeado por miembros de las familias de los niños, rezó por el fin de su sufrimiento.

Los niños, de entre 11 y 16 años, fueron encontrados el lunes por la noche junto a su entrenador por buzos británicos que participaban en esta gran operación internacional, “sanos y salvos”, a más de cuatro kilómetros en el interior de la galería.

El grupo estaba concentrado en una saliente situada en los meandros de la cueva, situada en la frontera con Birmania y Laos, donde se quedaron atrapados por la subida de las aguas.

PASTEL EN ESPERA

La familia de Pheeraphat guarda en el refrigerador un pastel de cumpleaños mientras espera la vuelta a casa de este niño bloqueado desde hace más de 10 días en la cueva.

“El pastel está en el refrigerador. Lo guardo aquí para darle una sorpresa” cuando regrese, explica Phunphatsa Sompiengjai, hermana del adolescente, al que llaman por su apodo, “Night”, y que cumplió 16 años el 23 de junio.

Después de días sin noticias, Pheeraphat y sus 11 compañeros con su entrenador de futbol fueron encontrados el lunes por la noche a varios kilómetros en el fondo de la gruta, más allá de una zona inundada.

Su madre, Supaluk, que temía no volver a oír la voz de su hijo, se emocionó al ver un video grabado en la cueva y difundido este miércoles por los socorristas en una gran pantalla.

“Lo vi. Es el chico de la camiseta roja y blanca. Dice ‘Hola, soy Night. Estoy bien’”, cuenta su madre.

Me reconforta mucho saber que está a salvo. Pero me sentiré mejor cuando haya salido de la cueva


La evacuación se anuncia compleja, con largos tramos de buceo, y los socorristas siguen luchando para intentar bajar el nivel del agua.

TEMORES
Pheeraphat entró en el equipo de futbol Jabalíes Salvajes hace aproximadamente un año como portero, cuenta su familia.

El 23 de junio, Pheeraphat se fue a entrenar, como de costumbre, con sus amigos. Después debía volver a casa para celebrar su cumpleaños en familia.

La familia esperó horas, muy preocupada, antes de llamar a amigos del niño y a sus padres.

Entre las hipótesis barajadas destaca una: lo más probable es que hubiesen ido a la cueva de Tham Luang después del entrenamiento, por un motivo que se desconoce.

La familia de Pheeraphat se pregunta si el equipo no habría ido precisamente para celebrar el cumpleaños. Dicen que los niños juntaron golosinas y es posible que hayan querido soplar las velas en esa cueva que conocían.

El temor de la familia se confirmó al ver los zapatos y mochilas de los niños en la entrada de la gruta. (Con información de AFP/BBC Mundo)

BAJO EL AGUA

» Fueron hallados en un reducido espacio a más de 2 kilómetros de la entrada y a una profundidad de entre 800 metros y un kilómetro. El gran problema es que el lugar donde los encontraron quedó aislado de la entrada por varias zonas que resultaron inundadas durante las fuertes lluvias de los pasados días.

PARA LARGO
» Gran parte de los esfuerzos de salvamento se centra en drenar el agua de la cueva y por eso el rescate puede llevar semanas, o incluso meses.

Autor: Agencias/Mae Sai, Tailandia
Publicado el Jueves 5 Julio 2018 / 07:42 hrs

No hay comentarios

Los opiniones aquí publicadas fueron realizadas por usuarios de DDTnoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.