Voto por voto, casilla por casilla

Mucha tensión se vive en la joya de la corona electoral tamaulipeca, no solo por los hechos de violencia que un día sí y el otro también azotan el pueblo de GERARDO GONZALEZ, Reynosa, sino porque un buen número de ciudadanos exigen conteo de voto por voto, casilla por casilla, alegan fraude electoral en ese municipio.

Allá en Reynosa, donde MAKI ORTIZ ya se proclamó vencedora de la contienda electoral del domingo pasado para seguir al frente de la comuna de ese municipio por tres años más, la inconformidad ciudadana aumenta.

Son priistas y morenistas los que aseguran que MAKI ORTIZ DOMIGUEZ utilizó a la Institución electoral y otras artimañas para que los números le favorecieran y exigen se haga un recuento de los daños.

Siempre, en toda elección, hay inconformidades, pero lo que está sucediendo en Reynosa no se sabe hasta dónde tenga sentido o motivo pero el hecho de que sea mucha gente la inconforme hace sospechar que realmente algo extraño pudo haber en el proceso.

Lo malo es que al calor del enojo y la inconformidad se incrementa la violencia en una ciudad que justo eso es lo que más padece.

Cierto es que se debe respetar la voluntad del pueblo, si la ciudadanía salió a votar por tal o cual candidato no es justo que por capricho y poder un personaje quiera a fuerza ganar sin importarle violentar el derecho de los ciudadanos de elegir libremente a quien quiere dirija los destinos de su municipio.

Entre gritos, consignas y manoteos las seguidoras de SERAPIO CANTU BARRAGAN se enfrentan a los que defienden e la alcaldesa.

Bravas resultaron las defensoras de SERAPIO CANTU BARRAGAN que sin importarles las inclemencias climatológicas, ni los insultos, se apostaron afuera del edificio del consejo municipal electoral para exigir el recuento de los votos.

La manifestación de la gente es una muestra clara que MAKI tendrá una gran piedra en el zapato, que aunque se confirme su triunfo la exigencia de la ciudadanía será mayor porque igual estará la sombra de la inconformidad y la sospecha de fraude.

En fin, la situación es que allá en Reynosa, el municipio con el padrón electoral más grande de Tamaulipas, la gente se inconforma con los resultados del pasado proceso donde resultó ganadora a MAKI ORTIZ y exigen el voto por voto, casilla por casilla.

Autor: Rosa Elena González Hernández/Opinión
Publicado el Jueves 5 Julio 2018 / 06:56 hrs