Asoman las reformas

Será, tal vez, porque (1) los enlaces o jefes de prensa pertenecen a ese tipo de lujos en vías de extinción que la nueva era de austeridad anuncia. O quizás (2) por el muy periodístico afán de ganar la exclusiva.

El caso es que el añejo articulista de MILENIO y, a la sazón, inminente líder de MORENA en el senado, el exgobernador zacatecano RICARDO MONREAL, tuvo a bien ofrecer un adelanto (dejémoslo así, en adelanto, con AMLO siempre hay más) sobre la agenda de reformas contemplada en las cámaras.

Se diría que en calidad de lo primero (colaborador de un periódico) el hombre abordó lo segundo (su chamba actual) es decir, las tareas legislativas que deberá cocinar a matacaballo, en la cuenta regresiva de tres meses que va de septiembre a diciembre.

Ciertamente, en la víspera del recambio, el país está pendiente de los proyectos en puerta que el presidente LÓPEZ OBRADOR quiere detonar antes de asumir el mando, por la vía inicial de sus bancadas.

En al ámbito específico de la Cámara Alta, MORENA (como partido) cuenta con 55 de 128 escaños, que sumados a los de sus aliados (8 del PES y 6 del PT) alcanzan un total de 69. Lindo número.

Y aunque no lo diga MONREAL, faltan todavía de contabilizar los 7 senadores del MC que DANTE DELGADO le ofrendó (más que ofrecer, ofrendar) a LÓPEZ OBRADOR para sacar avante su proyecto de gobierno.

Lo recordamos aún, cuando dijo “aquí están nuestros votos” en aquel video de 30 segundos difundido a principios de agosto, aventando su resto (los asientos en las dos cámaras) bajo la consigna de que “ser oposición es amar a México”.

Butacas, poltronas a las que se podrían sumar las chicas y chicos de PVEM, PRD y PRI, con los cuáles los acercamientos se han ido fraguando, prácticamente, desde el triunfo de AMLO, en julio pasado.

PRIMERA REMESA

El caso es que RICARDO, en plan de autoboletinero señaló 15 puntos, así nomás para empezar, entre el alud de reformas, que (según se cree) tiene principio, pero no se le vislumbra fin.

Y ello porque hay asuntos que AMLO dibujó con claridad entre sus compromisos de campaña, pero igual son abundantes aquellos donde dijo el “qué” pero se reservó el “cómo”.

Incluya usted, por supuesto, la ley complementaria que por años hizo falta para aterrizar aquella famosa disposición del 127 constitucional, donde se prohíbe que funcionario alguno, de los tres poderes y los tres niveles, pueda ganar más que el presidente de la República.

Se trata de un mandato que, a falta de reglamentación, había sido letra muerta y ahora, al concretarse, reducirá (por fin) los emolumentos de la clase política por debajo de los 108 mil pesos mensuales.

Igual se entiende la prisa por sacar adelante el proyecto que reforma la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal para devolver a las oficinas de Seguridad el rango perdido de Secretaría.

La cuál operó durante los gobiernos de FOX y CALDERÓN (2000-2012), siendo suprimida por PEÑA (2012), quedando dicho ramo encajonado a las órdenes de la SEGOB, primero a cargo de MIGUEL ANGEL OSORIO y hoy de ALFONSO NAVARRETE PRIDA.

Confirmada (por si hiciera falta) la noticia de que regresa por sus fueros la Secretaría de Seguridad, ahora bajo la titularidad del ingeniero sonorense (abogado, administrador) ALFONSO DURAZO MONTAÑO, alguna vez secretario particular de LUIS DONALDO COLOSIO.

En su anterior etapa de existencia, dicho organismo tuvo por titulares a los señores ALEJANDRO GERTZ MANERO, RAMÓN MARTÍN HUERTA, EDUARDO MEDINA MORA y GENARO GARCÍA LUNA. Los tres primeros con FOX, el cuarto con CALDERÓN.

VOTO Y PROYECTO

Y aunque AMLO en su campaña dijo que se reservaría las reformas constitucionales para la segunda mitad de su mandato, todo parece indicar que el voto legislativo cosechado por el obradorismo en julio pasado, otorga las condiciones objetivas para apresurar los tiempos. Hay, en efecto, suficiente carbón para aventar más carne al asador de la esperada.

Por citar un ejemplo, la iniciativa que termina con fueros y privilegios, instituyendo el juicio al presidente en casos de delitos graves, exige modificaciones al artículo 108 de la Carta Magna.

Otro rubro de interés, el que serán reclasificados como delitos graves y sin derecho a libertad bajo fianza, la corrupción, el robo de combustible y el fraude electoral en cualquier variante.

Por igual habían sido anunciados asuntos como la reubicación del Estado Mayor Presidencial a la SEDENA, la anulación al decreto de privatización del agua, así como la modificación o revocación de las leyes comprendidas dentro de la reforma educativa.

Desde luego, los cambios en leyes y reglamentos que requiera el Plan de Austeridad Republicana, para fusionar áreas, eliminar subsecretarías, direcciones y diversos organismos.

También un tema que sin duda interesa a los tamaulipecos. La probable reforma que aumentaría el salario mínimo en la frontera norte, ligado esto al proyecto de crear una zona económica franca.

Y todo indica que es apenas el principio.


Autor: Carlos López Arriaga/Opinión
Publicado el Miércoles 29 Agosto 2018 / 01:40 hrs