Kristyan Ferrer, la ficción, su cura


Haber sido víctima de la de­lincuencia y casi perder la vida en un atentando hicieron que el actor Kristyan Ferrer su­friera ataques de pánico que ahora está exorcizando, por consejo de su siquiatra, a tra­vés de su personaje en la se­rie Guardia-García, que gira en torno al mundo policiaco, específicamente a lo relacio­nado con la medicina forense.

Es una forma de enfren­tar mi miedo a la muerte y por otro lado no había hecho nin­gún proyecto de este género.

Hace un par de años me bajaron de mi coche, me gol­pearon, me amenazaron, cor­taron cartucho en mi cabeza y a partir de ahí me vino una etapa de ansiedad que ter­minó en ataques de pánico. Tuve que acudir al sicólogo y al siquiatra


Crecí en Ciudad Neza­hualcóyotl, donde fue el aten­tado, es difícil saber qué fue lo que pasó, porque también tuve amenazas, me imagino que fue envidia, quiero creer que fue eso y a partir de ahí me vinieron esos ataques, fue un atentado muy fuerte, por eso me mudé a la Ciudad de México

El actor aseguró que la de­cisión de aceptar este rol, un estudiante destacado de me­dicina forense que hace pareja con un policía de experiencia, a quien le da vida el actor Ra­fael Sánchez Navarro, fue casi por prescripción médica.

Cuando me llega Guar­dia-García y me doy cuen­ta de lo que habla, renuncié a un proyecto que ya tenía y me subí a éste. Fue una decisión muy arriesgada y seguramen­te mucha gente me querrá matar. Necesitaba hacerlo, lo platiqué con mi terapeuta y me dijo: 

‘adelante, hazle fren­te a tus miedos’, y qué mejor manera que con lo que amo, que es mi trabajo
Enfrentarme en ficción a lo que viví ha sido muy difícil, mi personaje muchas veces está al borde de la muerte y el juego mental ahora me lo tomo muy en serio, pues las enfermedades de esta índole están a la orden del día.

Sin embargo, el enfrentarlo a través de esta trama ha sido glorioso, a través de mi per­sonaje he podido sublimar lo que tengo, por eso creo que el arte puede curar

Ferrer se ha caracterizado por tomar proyectos con te­máticas muy sensibles para la sociedad y muchas veces es­pecíficamente para los mexi­canos. 

De hecho, el próximo 2 de octubre se estrena por Amazon, la serie Un extra­ño enemigo, que gira en tor­no al movimiento estudiantil de 1968, dirigido por Gabriel Ripstein (ganador en 2015 en el festival de Berlín y en el Ariel 2016 por 600 millas), con el que se conmemoran 50 años de este suceso.

Sin sonar ególatra, estoy muy orgulloso de lo que estoy haciendo, ya vi los dos prime­ros capítulos y están muy bien logrados. La plataforma le apostó a una historia podero­sa y con la mente brillante de Ripstein, que para mí es uno de los mejores directores del país, es maravilloso

Finalmente, el actor ade­lantó que está a punto de ha­cer una cinta en EU con una trama que seguirá los pará­metros, en cuestión de temas que le gusta tocar.

Autor: Excélsior/Ciudad de México
Publicado el Domingo 12 Agosto 2018 / 09:30 hrs