Marea roja deja más peces muertos a su paso


Toneladas de peces muertos. Un olor tan nauseabundo que cada respiro provoca una arcada. Playas vacías, caminos vacíos, restaurantes vacíos.

Un alga toxica ha invadido este verano las aguas de Florida en el Golfo de México, donde ha aniquilado la vida marina y ahuyentado a los bañistas.

La marea roja -un alga toxica que se presenta de manera natural y puede ser perjudicial para las personas con problemas respiratorios- se ha propagado en el Golfo de México donde anda a la deriva desde que apareció en octubre.

Se extiende por unos 240 kilómetros (150 millas), afectando a diversas comunidades, desde Naples, en el sur, hasta la isla Anna Maria, en el norte, y parece desplazarse hacia el norte.

Estas algas vuelven toxica el agua para la vida marina, y en las semanas recientes los banistas se han horrorizado al encontrar sin vida tortugas, peces grandes como el mero Goliat e incluso manatíes, que el mar ha arrojado a la playa. 

A finales de julio, un tiburón ballena de ocho metros (26 pies) de largo fue encontrado muerto en la isla Sanibel, famosa por sus playas prístinas.

Esta semana, nueve delfines fueron encontrados sin vida en el condado Sarasota, y biólogos marinos investigan si esas muertes están relacionadas con la marea roja.

El Instituto de Investigación de la Vida Silvestre de Florida dijo que el número de tortugas marinas muertas o varadas es casi tres veces más alto que el promedio.

Autor: Agencias/Miami, Florida
Publicado el Sábado 11 Agosto 2018 / 08:00 hrs