Se fueron hambreados senadores y diputados

En la instalación de la nueva Legislatura del Congreso de la Unión, el coordinador de MORENA en la cámara de diputados, Mario Delgado Carrillo, confirmó que reformarán la Constitución para que el Presidente de la República de turno, pueda ser juzgado por delitos electorales y de corrupción.

En otra parte de su mensaje, anunció que el nuevo poder legislativo mexicano se dignificará a través de acciones que impedirán que los ciudadanos pobres sigan siendo explotados por el gobierno rico.

Delgado refrendó el compromiso de MORENA, de combatir la corrupción y la impunidad, mediante un ejercicio de vigilancia sobre la aplicación de los recursos federales, en todo el país.

Quedó claro que no valdrá la excusa de la autonomía de los Estados, para que los gobiernos locales pretendan esconder del escrutinio federal, sus latrocinios de los bienes públicos.

No lo querían creer, pero es cierto: ya se acabó la robadera.

En esa misma ocasión, el Secretario de Gobernación, priista, entregó el último informe presidencial de Enrique Peña Nieto, que nos sigue fastidiando con sus hipócritas mensajes donde reconoce los fracasos de su gestión, pero también para presumir que entrega un país en jauja, pleno, feliz.

Lo más burlón del caso, es que Peña sigue gastando millones de pesos en propaganda laudatoria, para restregarle a los mexicanos sus mentiras sobre seis años de un gobierno infructuoso, ladrón, ineficiente, cínico, encubierto por senadores y diputados que igual traicionaron al país, a cambio de mucha riqueza.

De salida, Peña Nieto está facilitando la liberación de amigos suyos que permanecen sometidos a procesos penales. El más reciente beneficiado es un ex secretario general adjunto al CEN del PRI, Alejandro Gutiérrez Gutiérrez.

El gobierno panista de Chihuahua le echó el guante por el presunto delito de emplear 250 millones de pesos de fondos públicos, en campañas priístas de Tamaulipas y Chihuahua, en 2016.

El gobierno federal peñista consiguió mediante tortuosos procedimientos legaloides, rescatar a Gutiérrez del sistema de justicia de Chihuahua, para que sea la PGR la que de seguimiento al caso.

Bueno, pues la PGR resolvió que no hay suficientes elementos en contra de este mapache electoral y revocó la prisión preventiva y simultáneamente, un juez federal ordenó el sobreseimiento, para que recupere, ya, la libertad, y se le ofrezcan disculpas.

Javier Corral Jurado, Gobernador de Chihuahua, no está dispuesto a que se consume este atropello a la ley, y estudia con sus asesores la mejor manera de conseguir retener al delincuente electoral, pero también, exhibir a sus protectores.

Por lo pronto, promoverán amparos contra la exoneración de Gutiérrez y harán acusaciones penales contra los agentes del Ministerio Público de la PGR, que se asumieron como sus defensores de oficio.

También presentarán acusaciones administrativas en su contra, en la Secretaría de la Función Pública.

Otro vividor se quiere ir de la función pública con una buena recompensa. Se llama David Penchyna y quiere pagar o ya lo hizo, a una empresa particular, más de cinco mil millones de pesos, del INFONAVIT que él maneja.

Se trataría de una indemnización o algo que se le parezca, por la terminación anticipada de un contrato por la prestación de un servicio a esa dependencia, firmado por el anterior titular, Alejandro Murat, hoy Gobernador de Oaxaca.

El caso es que Murat replicó el anuncio de Penchyna, con la información de que ese pago no está contemplado en el contrato firmado por él, de tal manera, que se trataría de una erogación ilegal.

Penchyna recibió de Enrique Peña Nieto la dirección de INFONAVIT, a cambio de los servicios prestados para la aprobación de la reforma energética, pues era senador y presidente de la comisión de energía.

El paisano Marco Antonio Bernal Gutiérrez era en ese tiempo diputado federal y presidente de la comisión de energía. Desplegó como Penchyna, gestoría y relaciones públicas que redundaron en la aprobación de la reforma energética.

También le ofrecieron una chamba ejecutiva del mismo nivel de INFONAVIT, pero el político nativo de Matamoros la estimó poca cosa y la rechazó.

Esta mención nos hace recordar que senadores y diputados quedaron hambreados después de cobrar los millones de pesos que les dieron de salida, pues no obstante irse con los bolsillos repletos de billetes, practicaron el robo hormiga.

Oficinas y otras instalaciones de las dos cámaras, dominadas por el PRI, fueron desmanteladas pues no aparecen 1,114 objetos inventariados, tales como teléfonos, televisores, computadoras, sillas, cestos de basura, ventiladores, archivos, bueno, se robaron hasta el papel sanitario y los clips.

Un agudo conocedor de la clase política quiso justificarlos: no es que los necesiten, es que esa es su naturaleza.

En temas locales, ayer se cumplió la primicia de esta columna con la instalación del proceso organizador de la elección que hará renovar al Congreso local, con una ceremonia encabezada por el consejero presidente del IETAM, Miguel Angel Chávez García.

El domingo 2 de junio de 2019 será la cita de los ciudadanos con las urnas, para darse una nueva Legislatura.

Por otra parte, empezó el sábado el protocolo de entrega-recepción del gobierno municipal victorense, y el presidente municipal electo Xicoténcatl González Uresti hizo en pasillos del palacio, un sentido reconocimiento a la función que cumple la prensa.

Pondrá especial atención, desde ahora, en la crisis de agua que padece la capital de Tamaulipas, para identificar las causas del desastre financiero, técnico y operativo de la dependencia, e ir preparando las soluciones.

Hay luto en Tampico por el fallecimiento del obispo emérito José Luis Dibildox, a los 75 años de edad.

Rematamos la columna con la noticia de que el licenciado Carlos F. Salinas Domínguez concentrará su tiempo y atención en redondear proyectos editoriales, entre ellos la versión actualizada de su libro La Esquina del Poder, lo que privará a los cibernautas de su rica producción literaria-periodística.

Don Carlos es un escritor y analista político que deslumbra por su conocimiento de la historia y el rico anecdotario acumulado. Conoce como pocos los entretelones del poder y escribe con un admirable manejo del lenguaje. Amenidad e ingenio, son las características de su prosa.

En su despedida, el licenciado Salinas Domínguez nos regaló en Facebook una espléndida reseña de Egidio Torre Cantú, pero como él lo dice, no es nuestro ($%/&%$·”!).

Otro colega, René Avilés Rosales, muy contento por la fiesta de cumpleaños de su hijo Luis.  

Autor: Alberto Guerra Salazar/Opinión
Publicado el Domingo 2 Septiembre 2018 / 20:57 hrs