Septiembre, mes del testamento

Antes de entrar en materia, quiero aprovechar este importante espacio, para enviar un abrazo hasta el cielo a mi hermana Juliana que estaría cumpliendo años el lunes 17,  a mi tío el Dr. Rubén Longoria quien también se nos adelantó, pero estuviera hoy de manteles largos, y bueno como están los sentimientos encontrados, quiero felicitar a mi hija Paulina que cumple este día 15 de septiembre, 18 años, de igual forma a mi amigo Jorge Pérez  González, muchas felicidades.

En el tema que propongo, es importante mencionar, que de un tiempo a la fecha el Gobierno de la República ha promocionado en este mes, la figura jurídica del Testamento. Es la idea que las familias tengan certeza jurídica respecto de los bienes y a quien pretenden heredarlos.

El testamento, coinciden varios autores, es un acto jurídico, personalísimo y libre, por el cual una persona, en uso de sus facultades y en plenitud de capacidades, dispone de sus bienes presentes y futuros en favor de determinada persona o personas.

En México, no existe la cultura de realizar un testamento, porque tenemos la idea equivocada de que vamos  a vivir muchos años y no es necesario regularizar la situación patrimonial personal. Sin embargo, como lo menciono líneas arriba y derivado de los programas gubernamentales de promoción del testamento, la ciudadanía cada día acude con mayor frecuencia a las notarías públicas, en busca de asesoría para realizar su Testamento.

Debe destacarse, en este tema, que este programa va enfocado primordialmente a las personas de la tercera edad y que preferentemente tengan una propiedad para heredar, y con ello se obtiene el beneficio de un costo menor por la realización del testamento en este mes de septiembre que en cualquier otro mes.

Cuando se trata de testamentos complejos y que implique la trasmisión de varios bienes, en este caso también el costo es un poco menor, pero definitivamente quienes tendrán un gran beneficio serán como lo acabo de señalar quienes tengan un solo bien y sean adultos mayores.

El colegio nacional del notariado mexicano, año con años envía información a sus asociados en el sentido de seguir apoyando a quien más lo necesita y precisamente en este mes de septiembre, seguir con el programa del testamento a bajo costo, siempre y cuando reúna las premisas comentadas.

Los requisitos para elaborar un testamento, entre otros, a saber, es que el interesado se presente ante la notaria de su elección, con una identificación con fotografía de carácter oficial, con su curp, certificado, médico, dos testigos en su caso, los documentos que acreditan la propiedad inmobiliaria que se  pretenda heredar, el nombre de sus padres y desde luego su voluntad para heredar, es decir a quien se le pretende señalar como herederos o legatarios y quien será el albacea testamentario.

Algo que no debemos pasar por alto, es que una vez realizado el testamento, la figura jurídica no actúa por si sola, es decir, una vez que fallece la persona, se tiene que acudir ante persona de su confianza preferentemente abogado a tramitar un juicio sucesorio testamentario para que un juez civil valide el testamento y mande llamar a los herederos y legatarios, y con ello estar en posibilidad de trasmitir la propiedad,.

EN SISNTESIS, es importante disponer en vida de nuestras propiedad presentes o futuras, toda vez que de no hacerlo, los inmuebles que sean de nuestra propiedad, quedaran intestadas, y será la voluntad de la ley la que resuelva la situación, por medio de la tramitación de un juicio sucesorio, pero ahora de carácter intestamentario, en donde no existirá la voluntad del testador, sino la voluntad de la ley, quien determinará la forma en que se repartirán  bienes.

Nos vemos en la próxima Dios mediante. 

mariolongoria55@hotmail.com

Autor: Mario Alberto Longoria Gómez/Opinión
Publicado el DOmingo 16 Septiembre 2018 / 10:19 hrs