MORENA marcha en tortuga en Tam.

Un ex fiscal anti-corrupción del gobierno del PRI, pero redimido porque se sumó a MORENA, reveló o más bien confirmó, que es el propio sistema judicial el que protege a los funcionarios que incurren en prácticas de corrupción, para que no pisen la cárcel ni devuelvan lo mal habido.

Para los incrédulos adoradores del partido tricolor que todavía creen en Santa Claus, va esta noticia: el Senado de la República, con mayoría de MORENA, presentó una iniciativa de reforma a la constitución, para endurecer las penalidades a los delitos de corrupción, que incluye el regreso de bienes robados.

Senadores y diputados federales del pasado, no tuvieron empacho en aprobar leyes que protegen a los funcionarios prevaricadores, como el ex Gobernador de Veracruz Javier Duarte, que se apropió de bienes públicos por un valor superior a los 70 mil millones de pesos, pero permanecerá en la cárcel menos de diez años y pagará una multa de poco más de 50 mil pesos.

Con la iniciativa de la bancada MORENA, estas fechorías solapadas por el poder legislativo se terminarán. En adelante, los funcionarios corruptos serán encarcelados pero además, sometidos a la extinción de dominio sobre los bienes adquiridos ilegalmente.

Aplicará para delitos de abuso de autoridad, ejercicio abusivo de funciones, tráfico de influencias, cohecho, enriquecimiento ilícito y delitos cometidos por servidores públicos contra la administración de la justicia.

Actualmente, la extinción de dominio aplica sólo para delitos de delincuencia organizada, contra la salud, secuestro, robo de vehículos, trata de blancas y enriquecimiento ilícito.

Pero además, la reforma constitucional promovida por MORENA en el Senado, contempla la incautación de estos bienes que los funcionarios públicos hayan puesto a nombre de cómplices.

Si los indiciados consiguen burlar mediante procedimientos legaloides la reclusión penitenciaria, los bienes producto de sus fechorías serán rescatados por el Estado, pues el procedimiento penal será simultáneo pero diferente del de extinción de dominio.

Otra mala noticia para los vientos del cambio, es que el Instituto Nacional de Transparencia y Acceso a la Información y sus filiales estatales, se pondrán a trabajar en serio, en el combate contra la corrupción, pues de lo contrario podrían ser desaparecidos.

Así lo insinuó el Presidente electo de México Andrés Manuel López Obrador, cuando denunció en un discurso pronunciado en el marco de los 50 años de la masacre de Tlatelolco, que el INAI no ha servido de nada y sus funcionarios cobra fortunas cada mes.

Los comisionados se dieron por enterados, se quitaron de encima las telarañas y dieron señales de vida, al ordenar a la PGR la publicación de toda la información relativa a la empresa brasileña Odebrecht y los sobornos presuntamente dados a funcionarios de PEMEX.

En Tamaulipas, Juan Carlos López Aceves pervirtió el funcionamiento del ITAIT porque se encargó de mantenerlo inactivo, amorfo, dormido, para permitir que el gobierno, primero del PRI y ahora del PAN, mantenga en la opacidad sus actividades.

Una noticia peor para los vientos del cambio, es que el Congreso local de Veracruz, de mayoría MORENA, descubrió en la cuenta pública del Gobernador Miguel Angel Yunes Linares, del PAN, irregularidades por más de 338 millones de pesos.

Yunes tiene un plazo perentorio para solventar las observaciones que presumen actos de corrupción y si no resultan convincentes sus explicaciones, justificaciones o aun el vómito negro, el Congreso local jarocho emprenderá acciones penales en su contra.

Tamaulipas tiene en marcha un proceso de organización del proceso de elección de la siguiente Legislatura del Congreso local, lo que ocurrirá en junio de 2019, y los observadores estiman que MORENA obtendrá la mayoría de las curules.

MORENA no tiene todavía en Tamaulipas una presencia tangible, real, concreta, pues sus representantes locales no han caído en la cuenta de que tienen que crear una estructura que produzca votos, pues sus candidatos no tendrán el año próximo, el beneficio del voto inercial que produjo este año la ola, el vuelo, la influencia del nombre de López Obrador en las boletas.

El PAN y Kiko Elizondo no son precisamente unos genios de la mercadotecnia política, pero están absorbiendo los liderazgos seccionales que quedaron huérfanos con la inmolación del PRI, incluido su comité municipal, que ahora no recibe ni migajas porque el Ayuntamiento se pintó de azul.

(Oscar Almaraz deslizaba pesos y centavos, a cuenta-gotas, hacia la tesorería tricolor de Ambrosio Ramírez Picazo, pero ahora, ni eso).

López Obrador no tiene en Tamaulipas un representante que lo promueva, que lo proyecte, que sea caja de resonancias de sus propuestas, discursos, mensajes, defensas. JR tiene apenas dos meses para echar a volar las dependencias federales en Tamaulipas, pero no se sabe que esté capacitando en sus áreas, a los que serán directores, antes delegados.

Y no son pocos los priístas que están ansiosos por encontrar pretextos para renegar del pasado y encaramarse al futuro, en búsqueda de candidaturas. Algunos de ellos son los que quisieron satanizar al médico Felipe Garza Narváez, cuando renunció al PRI por el abandono en el que lo dejó Enrique Ochoa Reza.

En temas amables, el presidente municipal de Matamoros, Mario Alberto López Hernández, instruyó a sus colaboradores del ramo para la creación de un grupo colegiado, que de seguimiento al programa de inversiones federales en infraestructura social.

Son 82 millones de pesos canalizados a través de la SEDESOL, cuya delegada María de Lourdes Flores Montemayor, se reunió con el flamante edil, para informarle de este apoyo para abatir carencias sociales en colonias de extrema marginación.

López Hernández ha estado visitando las colonias para constatar la magnitud de sus necesidades, a efecto de orientar el gasto programable para 2019, y resolver las que sean prioritarias.

En Río Bravo, el presidente municipal Carlos Ulivarri López participó en la ceremonia donde se repartieron micro-créditos por un monto de tres millones de pesos, para la apertura de negocios que beneficiarán a 202 familias.

Ulivarri se ha propuesto conseguir otros apoyos del gobierno del Estado, para aplicarlos en colonias y ejidos con más urgencia de obras, especialmente vialidades, alumbrado y seguridad.

El jefe de la comuna riobravense ordenó una completa rehabilitación de las instalaciones de la delegación de seguridad pública, para que vuelva a ser el centro de operaciones de los organismos de vigilancia y seguridad.

En Ciudad Miguel Alemán, el nuevo Cabildo de extracción priísta, denunció que la presidenta municipal, panista, Rosa Icela Corro Acosta, desvalijó las computadoras y se llevó las claves de acceso a información contable y financiera, de la tesorería municipal.

Rosa Icela, viuda de El Chupón, ex presidente municipal, priísta, extinto, se llevó hasta las cortinas pues los archivos están vacíos y no existe ningún documento que respalde la información digital robada.

Así se las gastan los funcionarios de los vientos del cambio, como lo ejemplifica en Ciudad Madero Andrés Zorrilla.

Cumplieron años Mao Flamarique, Luis Manuel Figueroa, de Nuevo Laredo. Jesús Terán López no cumplió años, pero le dieron de regalo la gerencia de la COMAPA de Valle Hermoso.

Es muy competente el ex dirigente juvenil del PRI.

Autor: Alberto Guerra Salazar/Opinión
Publicado el Jueves 4 Octubre 2018 / 14:20 hrs