Andrés Manuel López Obrador en Tercer Grado


El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, conversa, en Tercer Grado, con Leopoldo Gómez, vicepresidente de Noticieros Televisa, con los periodistas Carlos Loret de Mola, René Delgado, Joaquín López-Dóriga, Raymundo Riva Palacio, Leo Zuckermann y Denise Maerker.

El programa fue dividido en tres grandes bloques: la consulta ciudadana; la estrategia de seguridad y temas económicos.

A propósito de la consulta, Denise Maerker, recordó los señalamientos en contra de la que se realizó por el Nuevo Aeropuerto y cuestionó si es necesario reafirmar quién manda. 

López Obrador apuntó que es importante preguntarle a la gente, que está ansiosa por ser tomada en cuenta y por que le pregunten. Señaló que los políticos se quedaron en la democracia representativa, pero la gente busca la democracia participativa.

Apuntó que la política es optar por inconvenientes y defendió que las consultas se han realizado de esa manera por cuestión de tiempo.

López Obrador señaló que los impulsores del Aeropuerto en Texcoco intentaron blindar el proyecto con la venta de acciones, por lo que era urgente tomar medidas para evitar que fuera obligatorio sostener la obra. 

Señaló que incluso se lesionó el funcionamiento del aeropuerto de Toluca, para saturar deliberadamente la terminal aérea de la Ciudad de México.

Defendió la respetabilidad de la fundación que organizó la consulta por el aeropuerto y subrayó que no se alteraron los resultados.


Carlos Loret de Mola cuestionó la representatividad de la consulta, con las mesas instaladas y pidió que López Obrador intentara decir qué opinaría de una consulta similar a la suya, pero organizada por el PRI. 

El presidente electo subrayó que se magnificaron los errores cometidos, pero rechazó que los estén ocultando. Dijo que no se actuó de mala fe en la consulta ni se pretendió sacar provecho.

Abundó que el objetivo es reformar el 35 constitucional para quitar obstáculos para la realización de consultas y que sean vinculatorias.

En cuanto a los temas que se desarrollarán en la consulta, sobre el Tren Maya, Joaquín López-Dóriga, señaló que hay carencias sobre todos los proyectos que se incluyen, pero ya existen en el esbozo de presupuesto.

López Obrador dijo que existen anteproyectos en todos los casos, que están en el presupuesto para 2019; señaló que los ocho mil millones de pesos que obtienen por impuestos que pagan turistas, se utilicen para financiar parte del Tren Maya y reconoció la necesidad de que haya inversión privada nacional y “posiblemente también extranjera”, porque podría requerir de 120 a 150 mil millones de pesos. 

Dijo que se pretende hacer la obra a cuatro años. 

La promoción turística de México en el extranjero será hecha por las embajadas y los embajadores, porque no ha habido transparencia en el manejo de los recursos que reciben para este efecto.

Destacó la importancia de la zona arqueológica de la península de Yucatán y dijo que deben explotar que es la zona a donde llegan más turistas. 

Sobre el estudio de impacto ambiental, dijo que, de 1,500 kilómetros del proyecto, existen 800 kilómetros de derecho de vía que existe desde tiempos de Miguel Alemán, además de que es una vía de dominio público, que no se privatizó, porque no hay interés en la zona.

López Obrador defendió que no es una simulación la consulta, sino una reafirmación de que hay aprobación a los proyectos, porque los adversarios apostaban a que se iba actuar democráticamente sólo en lo que conviene al presidente electo. 

Pero, aseveró, se va a abrir todo y se va a consultar todo porque la oposición “está molesta”.
 
Raymundo Riva Palacio señaló que pareciera que la democracia participativa es más importante y el Congreso es como la cocina para arreglar lo que sea necesario y allanar el camino, por lo que cuestionó si se modificará el presupuesto para programas sociales. 

López Obrador reconoció que habrá reorientación del gasto público, “lo que comienza recortando salarios” y bajando el gasto operativo del gobierno; “vamos a tener proyectos que tengan mayor impacto en lo social y en lo colectivo”, porque “el gobierno actual y los anteriores tienen dispersión de recursos que no benefician a la gente”.

Acusó que se trata de gobiernos de ocurrencia y eso consume mucho presupuesto, porque para todo hay oficinas y burocracia.

Dijo que el Congreso debe ser el contrapeso, y señaló que la democracia representativa se usaba de manera formal para legitimar todo “y como ya me elegiste, yo puedo hacer lo que quiera, porque tengo el control absoluto”.

El Congreso, dijo, se vuelve un complemento para aterrizar los resultados de las consultas, por lo que se vuelve importante legalizar las consultas y que no sean una simulación.

René Delgado planteó que es ociosa la consulta, porque es difícil negarse a los temas planteados, pero desbalancea que el ejercicio se hacer para ir en contra de los adversarios.

Delgado planteó que en el mundo de López Obrador parece que todo es blanco y negro. 

Andrés Manuel López Obrador señaló que se oponen a las consultas los conservadores y dijo que cuando sale la verdad, incluso quienes se dicen liberales son en realidad conservadores. 

Dijo que garantizará el derecho a disentir y a la crítica.

Apuntó que va a garantizar la libertad de expresión y nunca va a callar a los adversarios, pero siempre va a pedir derecho de réplica. 

Reconoció el derecho de algunos a no estar a gusto con el cambio, pero, subrayó “basta de simulación e hipocresía”, que es la verdadera doctrina de los conservadores.

Leo Zuckermann señaló que se considera liberal y se dijo ofendido por las etiquetas que pone el presidente electo; apuntó que los programas sociales siempre fueron usados para traficar con la pobreza del país y cuestionó cómo se va a evitar que Morena medre con la necesidad de la gente.

López Obrador señaló que es un asunto de honestidad y que ya inició un procedimiento distinto, con un censo casa por casa para que la ayuda llegue a todos los que lo necesiten. 

Sólo se dará un millón de pensiones para personas con discapacidad, en caso de adultos mayores es para todos, señaló, pero no en la Ciudad de México, porque ya reciben el doble. 

Dijo que ya no habrá intermediarios, sino que los beneficiarios irán directamente y ningún partido ni organización se aprovechará de ellos. 

Aprovecharse de ellos, dijo, es corrupción, y la corrupción será delito grave, como también la utilización de la entrega de apoyos. 


El que se aproveche de eso se va a la cárcel, aunque sea mi familiar

LA ESTRATEGIA DE SEGURIDAD


Raymundo Riva Palacio señaló que se retomó la militarización de Calderón y la división de cuadrantes de Peña Nieto, lo nuevo, dijo, es la subordinación de todos los cuerpos civiles al mando militar.

López Obrador dijo que es “gravísima la situación de inseguridad y violencia en el país”, peor de lo que se imaginó en campaña. La gente está “en estado de indefensión en varios estados”.

Señaló que el primer paso para la estrategia de seguridad es cambiar la política económica, dijo que la inseguridad y la violencia se originan por una política que favorece a una minoría y que abandonó la pueblo, por lo que es necesario atender las necesidades “80% de la estrategia dependerá de la nueva política económica y social que vamos a aplicar”.

Defendió que eso siempre se hace a un lado, “se piensa de que eso lleva mucho tiempo y no se inicia”, lo que es un grave error en el que “llevamos más de 30 años” y es urgente “empezar ya”.

Abandonamos a los jóvenes y no se hizo nada por ello, si hay 16 millones de jóvenes en pobreza y cada vez son más. 


Si no los atendemos y no los apoyamos, aunque tengamos un policía en cada esquina, la inseguridad va a seguir

El desastre “relacionado con lo policíaco me llevó a tomar esta decisión”. 

Hace 20 años se creó la Policía Federal, donde hay 40 mil elementos, pero sólo 20 mil pueden ser utilizados; la policía ministerial; las policías estatales, las municipales, dijo, “están muy echadas a perder”, por eso se decantó por el Ejército “una institución respetuosa de la autoridad civil”.

Joaquín López-Dóriga cuestionó si desaparecerá la policía federal, y López Obrador señaló que las policías naval, militar y federal se fusionarán en una guardia nacional, “como existe la gendarmería en el Ejército francés, con capacidad operativa militarizada”.

López-Dóriga cuestionó cuál fue la información del presidente electo para tomar la decisión de crear la guardia nacional. 

López Obrador señaló que es posible reconvertir, darle un giro al ejército para que ayude en una circunstancia en la que es necesario garantizar paz y seguridad.

El presidente electo apuntó que el presidente es el comandante supremo y nunca dará la orden de lastimar al pueblo, porque “voy a ejercer mis facultades para que esta fuerza se forme en el respeto a los derechos humanos” y que se lleven a cabo protocolos de uso de la fuerza, con elementos suficientes para garantizar la seguridad de los mexicanos.

René Delgado le pidió mencionar tres asuntos en los que lo sorprendiera la información recibida después de ganar la elección. 

López Obrador señaló que le sorprendió ver que en todos los actos la principal demanda era la inseguridad, la solicitud de protección; la ayuda para buscar a familiares de desaparecidos.

La desconfianza en las policías fue el segundo tema que lo sorprendió. Y la falta de un plan de seguridad. 

López Obrador apuntó que tiene la práctica de planear, algo que él hace todos los días, porque “hoy ya sé que voy a hacer hasta febrero”, dijo que quiere llegar con las riendas en las manos.

Distinto a la seguridad, dijo, “la corrupción está muchísimo más grave de lo que pensaba. Todo lo que se revisa está lleno de corrupción”.

Apuntó que busca que no haya corrupción, pero insistió en el llamado “punto final”, todo lo pasado queda atrás, pero lo que llegue desde el 1 de diciembre, se castiga. 

“Yo voy a perdonar, pero no quiero que me perdonen”, dijo. 

Es tanta la corrupción en México, “que no alcanzarían las cárceles ni los juzgados […] y tendríamos que empezar por los de arriba, que nos metería en un pantano”.

A PROPÓSITO DE LA ECONOMÍA

Leo Zukermann apuntó la importancia de tener un mayor crecimiento económico para apuntalar la estrategia de seguridad; subrayó como un hecho el riesgo de invertir en México y eso “tiene un efecto en el crecimiento económico”, y que el país “crecerá menos”.

López Obrador defendió que, sin corrupción, los recursos van a rendir, va a aumentar la inversión pública; no alcanza con la inversión pública, reconoció, por lo que habrá más inversión privada y extranjera, “sobre esas bases está el plan”, y ha sido un fracaso la política económica del país, porque es una nación con menos crecimiento en el mundo.

Defendió que sólo con un plan de austeridad se aumenta la inversión pública, que servirá como semilla, por lo que “estamos buscando acuerdo con el gobierno de Estados Unidos y con el de Canadá, porque queremos llevar a cabo un acuerdo de inversión de empresas y de gobiernos para financiar proyectos productivos en Centroamérica y en México para enfrentar de esa manera el fenómeno migratorio”.

Carlos Loret de Mola lo cuestionó por los riesgos que se han desatado y López Obrador señaló que serán responsables con los riesgos y defendió que será muy atractivo para los inversionistas traer sus recursos a un país sin corrupción.


De vuelta sobre el tema militar, Denise Maerker cuestionó si la guardia nacional es una solución permanente que no considera la capacitación de las policías locales, por lo que López Obrador defendió que sólo toma decisiones en el ámbito federal, pensando en la mejor manera de resolver una situación grave y compleja, sin simulación.

El presidente electo defendió que se reunirá con el Ejército y hablará con ellos siempre, pidiéndoles que no violen los derechos humanos; señaló que convocará a todo el pueblo para llevar a cabo la cuarta transformación de la vida del país, porque en un ambiente distinto, la cultura del pueblo “nos ha salvado siempre”, y “vamos a convertir a México en una potencia económica”, además de que el país estará “entre los países más honestos, con menos corrupción en el mundo”.

Autor: Noticieros Televisa/Ciudad de México
Publicado el Martes 20 Noviembre 2018 / 02:07 hrs