Impacta a industria maquiladora aumento de cuotas del IMSS


A la industria maquiladora de exportación y a las empresas importadoras ubicadas en la frontera norte “les tocó bailar con la más fea” porque si tienen trabajadores a los que pagan un salario mínimo están obligadas a duplicar su monto con el consecuente aumento en el pago de las prestaciones de seguridad social (IMSS e Infonavit), pero quedaron excluidas de las reducciones de los impuestos al valor agregado (IVA) y sobre la renta (ISR), aseguró Reginaldo Esquer Félix, presidente de la comisión fiscal de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

En la misma condición están las empresas agropecuarias pero el impacto será menor ya que muy pocas se ubican en la zona franca o libre anunciada por el gobierno federal que se extiende 25 kilómetros al sur de la frontera con Estados Unidos, dijo a su vez Juan Carlos Anaya, director del Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA).

El decreto presidencial sobre los estímulos fiscales para la zona fronteriza que fue publicado el 31 de diciembre de 2018 establece que los contribuyentes que actualmente ya reciben un tratamiento fiscal diferente en el pago de ISR diferente están excluidos del programa para evitar que tengan un doble beneficio que ocasionaría condiciones desiguales en materia de competitividad e igualdad entre contribuyentes de esa región. 

En el caso del IVA se precisa que el estímulo no se otorgará para la importación de bienes y servicios, la enajenación de bienes inmuebles, ni para bienes intangibles y suministro de contenidos digitales como audio o video que se descargan temporalmente de archivos electrónicos.

Esquer Félix consideró que aunque puede haber algunas empresas maquiladora que se vean afectadas con estas medidas y estén inconformes, resulta poco probable que opten por la informalidad. En cuanto al incremento del salario mínimo, acotó que pocos trabajadores de las zona norte ganan sólo un minisalario al día porque las empresas formales “ya estaban acostumbradas a pagar más o menos los 176 pesos en los que se elevó ahora el salario mínimo”. 

Tampoco están muy contentos los comercios de la franja fronteriza que importan mercancías, como aparatos electrónicos o muebles, muchos afiliados a las cámaras de comercio, porque van a tener que pagar 16 por ciento del IVA pero reducirla al 8 por ciento para competir. Van a tener exagerados saldos a favor del IVA

Eso, consideró el especialista, podría beneficiar a los productores nacionales de ese tipo de mercancía. Según el presidente de la comisión fiscal de la Coparmex el sector agropecuario cuenta con un régimen especial que los deja fuera de los beneficios fiscales para la frontera norte porque “en el mejor de los casos ya tienen una reducción de una tercera parte del ISR, casi equivalente al nuevo beneficio”, entre ellos los productores de hortalizas, como el jitomate o frutas de Sonora, Baja California y Chihuahua que podrían contar con esos beneficios. 

Sin embargo, Juan Carlos Anaya del GCMA desestimó lo anterior al recordar que la zona libre sólo abarca 25 kilómetros al sur de la frontera de Estados Unidos por lo que la mayoría de las empresas agrícolas se ubican fuera de la misma.


Autor: La Jornada/Ciudad de México
Publicado el Viernes 4 Enero 2019 / 01:15 hrs