Por escandaloso ‘affarire millonario’ en Río Bravo, no se descartan auditorías

POR LOS GASTOS millonarios que se vislumbran en el Ayuntamiento de Río Bravo, consumados por el alcalde Carlos Rafael Ulivarri López, “no se descarta una auditoría” por parte de la Federación y el Estado, porque en tan solo cuatro meses, el Presidente municipal de “esta aporreada comunidad riobravense”, ya cuenta con toda una gama de beneficios en su haber, de los que todo mundo “en las redes sociales” y varios medios de comunicación ya han dado cuenta, por lo que, de probarse “los estratosféricos egresos” y estos no estén debidamente comprobados, el edil Ulivarri López, sería objeto de la aplicación de la ley, en cuyo tema, habrán de intervenir los Congresos de la Unión y del Estado.

YA ES del dominio público que, Carlos Ulivarri, dejó de vivir en una casa de interés social, para tener una mejor vivienda y también dejó de usar los vehículos viejos, para comprar flamantes camionetas del año, de montos económicos preponderantes. Y la pregunta es: ¿CON QUE DINERO?, detalle que, ha generado una muy marcada indignación entre las familias humildes de las colonias y ejidos de este municipio, que sigue evidentemente manteniéndose en el atraso social, pese a que el alcalde Ulivarri López, prometió “trabajar a carta cabal” por la gente, gente que se siente defraudada, porque el sujeto de marras, “trabaja para beneficio de él y familiares y no para la población” que es a la que se debe.

EL PASADO FIN de semana Carlos Ulivarri, llevó a cabo una función de boxeo en el Gimnasio “las Liebres”, donde hubo ingresos y egresos considerables y, de eso no se sabe nada, como tampoco se sabe de algunos viajes al extranjero “por miles de euros” por parte de familiares, temas que todo mundo comenta acremente en todos los rincones del pueblo, cuestión que repito y reitero, ha generado indignación e inconformidad de las familias de los diversos estratos sociales, pero más las de condición humilde que, “siguen sin ver el beneficio prometido” por el Presidente Municipal Ulivarri López, quien se mofaba diciendo que “EL HARÍA LO QUE NO HICIERON SUS ANTECESORES”, pero todo lo expresado por él, ha sido “UNA FALACIA”, porque Río Bravo sigue igual o peor por la carencia de obra pública, en los cuatro puntos cardinales del pueblo.

HAY QUE hacer hincapié para señalar que Carlos Ulivarri López, por su alto grado de irresponsabilidad política, en lugar de dedicar su tiempo al fecundo y creador trabajo social en los núcleos poblacionales, como es la obligación ineludible de todo Presidente Municipal, “se le ha visto haciendo alarde de su poderío”, porque éste, “ha venido exigiendo cobros fraudulentos” a restaurantes con servicio de música y comicidad, lográndose saber que éste hambriento alcalde, “quiere cobrar un porcentaje por boleto vendido” y hacer eso, es contra la ley, como también es contra la ley, disponer del dinero del erario público, para beneficios personales, cuya cuestión no se descarta y por ello, esto, habrá de indagarse en la auditoría a la que este, sin duda, será sometido por el Gobierno Federal y del Estado.

TEMA DE AUSTERIDAD EN RÍO BRAVO, “UN CERO A LA IZQUIERDA”

EL NUEVO Gobierno Federal del Lic. ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, ha hecho patente su interés para que todo funcionarios público, de la instancia gubernamental que sea, obre en marcos de honestidad, transparencia y AUSTERIDAD y, eso no se ha vislumbrado en el alcalde riobravense, porque a éste, en los solo cuatro meses y días de ejercicio público, se le ha visto un cambio económico de muy alta envergadura, es decir un cambio de 360 grados, porque de una vida modesta “como vendedor de banquetas para bodas”, ahora se conduce como uno más de los millonarios del pueblo y, por esta razón, en el corto lapso Ulivarri, ha enseñado el cobre, ganándose el repudio del pueblo, al reflejarse “su nuevo modus vivendi” tema por el que, repito, no se descarta que se le audite, para que este vanidoso edil, “demuestre con números claros y concretos, los ingresos y egresos”.

TESORERO, CONTRALOR Y EL REGIDOR TREVIÑO, INVOLUCRADOS.

DE ENCONTRASE irregularidades en los manejos financieros en la Tesorería Municipal a cargo del Contador CECILIO MORALES, los auditores de la Federación y el Estado, “se verían en la imperiosa necesidad” de aplicar la ley, no solo al alcalde Carlos Ulivarri como responsable del municipio, sino también a algunos regidores como Armando Treviño Salinas y el Contralor Municipal, involucrados en el escandaloso affaire millonario”, porque se alude que, Armando es uno de los que se encarga, presuntamente de conseguir facturas, “para justificar los excesivos egresos” del vanidoso edil riobravense, cuyo delicado tema “no será pasado por alto”.

ADEMÁS, el auditar al Ayuntamiento de Río Bravo, por parte de las instancias Federal y Estatal, no es por acciones de venganzas políticas o cosas parecidas, sino por los marcos de honestidad que deben prevalecer en cada uno de los municipios, para “EVITAR SAQUEOS MILLONARIOS” como sucedía en los gobiernos pasados. Y como en el corto lapso al alcalde Carlos Ulivarri, se le ha visto el cambio radical de vida socio-económica, esto es causa o motivo, para evitar fraudes, por parte de quien dirige el destino de esta jurisdicción municipal.

PUES DEBE entenderse, razonarse y comprenderse que, “el tema de austeridad implementado por el Gobierno Federal y del Estado, “en Río Bravo no se refleja”, porque a Ulivarri López, le ha ganado la vanidad, porque de “simple plebeyo”, como dije antes, en este espacio, hoy está convertido en potentado del pueblo, lo que todo mundo en colonias, ejidos, oficinas públicas y privadas, restaurantes y en todos los rincones de la comunidad, “se comenta este mal ejemplo” que viene mostrando este Presidente Municipal, el que, “para colmo de males” en los últimos días, se ha visto implicado en serios problemas, al parecer provocados por él, acusando desesperadamente a los Gobiernos Federal y del Estado, “intentando con ello, zafarse” de su responsabilidad por ser la primera autoridad municipal, viéndose lamentablemente envuelto “en una terrible burbuja política”.

FINALMENTE, les diré que las familias de Río Bravo, están viendo el muy evidente cambio de vida del alcalde Ulivarri López, respecto a lo económico, porque ahora, éste luce camionetas de ultra lujo y casa nueva y otros muchas cosas que sobre la marcha iremos dando a conocer, pero además, lo obvio y lógico es que, Carlos Ulivarri, no ha entendido que, “EL PUEBLO YA ESTÁ DESPIERTO Y NO LO PODRÁ ENGAÑAR”.

Por hoy es todo y hasta mañana.

Autor: Guadalupe Ernesto González/Opinión
Publlicado el Martes 5 Febrero 2019 / 17:54 hrs