AMLO nos debe una visita

Porque la prometió, el Presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR le debe una visita a la frontera.

No desdeñamos su viaje a ciudad Madero.

No.

Pero, ¿por qué venir a Tamaulipas sin cumplir su promesa de regresar a la frontera?

AMLO lo expresó con mucha claridad:

Dijo que en 3 meses regresaría para evaluar los avances del paquete fiscal.

¿Y qué sucedió?

Viene a Tamaulipas, pero no a nuestra franja.

Está bien:

Ciudad Madero, como muchas ciudades del sur tamaulipeco -¡y también del altiplano!-, necesita obras y recursos federales para reactivar su economía y elevar los parámetros de bienestar social.

No ha mucho, durante los gobiernos corruptos de la Sección 1 del Sindicato Petrolero, liderado por ESDRAS ROMERO, los maderenses navegaban en los lodazales nauseabundos del colapsado drenaje sanitario.

Resultaba paradójico, criticamos entonces, que siendo un destino turístico tan afamado y provisto de hoteles 5 estrellas en las playas de Madero y Tampico, la ciudad estuviera literalmente inundada de aguas negras.

Pero no sucedía nada.

Eran los tiempos dorados de la impunidad petrolera, cuando las críticas y los señalamientos objetivos a la problemática de la ciudad, eran un cero a la izquierda.

Aquellos eran otros tiempos: hoy, con la cloaca de ESDRAS destapada a nivel nacional, las autoridades de turno actúan con mayor recato y respeto al trabajo periodístico.

Pero bueno, el tema central es otro:

¿Por qué no regresa AMLO a la frontera, como lo prometió?

¿Hay posibilidad de que rediseñe su agenda de finales de mes, para que incluya en su periplo, como lo anunció, a uno de los municipios fronterizos para ver cómo va el plan de apoyo a las ciudades limítrofes con nuestros vecinos del norte?

A reserva de que lo haga o no, la visión de primera vista ofrece un saldo negativo, pues su oferta de reducir el IVA al 8 por ciento, es casi letra muerta, mientras que el anunciado incremento salarial a los obreros se ha convertido en una moderna Babel, que tiene a la industria maquiladora al borde del colapso.

Y la gasolina, ni se diga, pues la prometida homologación no llega y los altibajos del precio del carburante tienden más al alza, que a la baja.

Como lo ofertó en campaña.

Esa es la perspectiva ciudadana.

Quizá con su retórica la cuestión cambie y nos haga sentir, al menos con la pirotecnia discursiva de su mensaje, que acá nosotros estamos equivocados y que lo que estamos viendo y sufriendo en los bolsillos es producto de un mal sueño.

De ahí la importancia de que nos pague su oferta de regresar a la frontera.

Aunque solo venga a dorarnos la píldora.

Acá lo esperamos.

Por cierto, a reserva de ampliarle mañana el comentario, le anticipo que el Gobernador FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA supervisó ayer en Reynosa las acciones que se llevan a cabo como parte del programa Unidos por Tamaulipas, que se propone elevar la calidad de vida de casi un millón y medio de tamaulipecos, radicados en 1,500 colonias de la entidaad distribuidas en 13 municipios.

Pero mañana le damos más detalles.

Por hoy es todo, nos leemos mañana.

Autor: Ángel A. Guerra/Opinión
Publicado el Martes 26 Marzo 2019 / 11:06 hrs