Construyendo la victoria

El desencanto fronterizo ante la fallida oferta de reactivar la economía a través de una zona franca, la reducción del IVA a la mitad, la homologación del precio de las gasolinas y el -catastrófico- incremento salarial al 100 por ciento, hace inviable, de momento, el uso político de la figura presidencial para atraer votos hacia los candidatos de Morena para la elección del 2 de junio.

Ese parece un hecho, pese a que las figuras representativas de Morena en Tamaulipas opinen lo contrario y consideren convencidamente que basta con que la figura del Presidente LÓPEZ OBRADOR aparezca cada mañana en la pantalla chica, para conquistar cada vez más votos gracias al posicionamiento del jefe del Ejecutivo federal.

Pero, cada vez con mayor consistencia, sectores amplios de la sociedad mexicana empiezan a cuestionar las almibaradas predicciones del Presidente LÓPEZ OBRADOR.

Y no por discordancias ideológicas o partidistas, sino sencillamente porque muchos de los proyectos federales -ya no hablemos de las promesas de campaña-, carecen de soporte lógico y viabilidad económica, amén del desfasamiento de los tiempos, pues aunque todavía es temprano para aplicar calificativos al gobierno de LÓPEZ OBRADOR, sí es válido afirmar que el tiempo del presidente se le está yendo en pitos y flautas.

Es decir, en anuncios tremendistas como ese pleito patético y extemporáneo que entabló con el Rey de España y el Papa, al exigirles perdón por los excesos cometidos por la Corona y la Iglesia católica en los tiempos de la Conquista.

Vaya berenjenal.

Ahora sí que el ex presidente VICENTE FOX podría revertirle a LÓPEZ OBRADOR aquella frase clásica que hizo época en los tiempos de aquél Presidente azul:

¡Cá-lla-te  Cha-cha-la-ca!, podrá decirle FOX.

Pero bueno, al margen de digresiones, deje decirle que mientras los morenos tamaulipecos se extravían en el laberinto de sus discrepancias por la postulación de candidatos a diputados locales, y el PRI se hunde cada vez más en el descrédito por la desgracia del ex regidor tricolor desparecido en Miguel Alemán, cuya esposa tuvo que declinar a una candidatura por decencia política -¡y por seguridad!-, el PAN diseña en la cúpula y en la base una sutil pero meticulosa estrategia política que ya apunta hacia una victoria generalizada.

Quizá no pueda hablarse todavía del carro completo, pero la proyección apunta hacia ese rumbo.

Y no hablamos de memoria, que conste.

Pues aunque voces autorizadas del panismo fronterizo coinciden en que los 10 distritos del norte, con excepción de los 3 de Nuevo Laredo, son “complicados”, tenemos datos confiables que apuntan en dirección contraria.

En Reynosa, por ejemplo, asiento de los distritos 4, 5, 6 y 7 -y el 8, que comparte territorialmente con Río Bravo- tiene como 2º “blindaje” la estructura de operación política del Sindicato Independiente de la Industria Maquiladora, cuyo secretario general, ALBERTO LARA BAZALDÚA figura como candidato del Partido Acción Nacional a diputado local por el 5º distrito.

Es decir: LARA BAZALDÚA no solo tiene garantizado su ‘pase automático’ a la LXIV legislatura estatal, sino además, su sindicato posee disciplina, operadores y capacidad de movilización para “cubrir” otros distritos, de modo que el resto de los candidatos (JUANITA SÁNCHEZ, JAVIER GARZA FAZ y FRANCISO GARZA DE COSS), tendrán en ALBERTO LARA un importante apoyo en las decenas de miles de disciplinados y leales trabajadores adheridos al sindicato de ALBERTO, que operarán para los candidatos del PAN.

Eso, sin contar la probada experiencia política y electoral del ex presidente del Comité Directivo estatal del PAN, FRANCISCO GARZA DE COSS, fundador y figura principalísima del Grupo Sinergia, quien figura como candidato por el 6º distrito y quien tendrá ahora la oportunidad de coordinar su propia campaña, después de haber coordinado a nivel estado las de los candidatos de su partido, cuando dirigió el PAN-Tamaulipas.

GARZA DE COSS, cuyo distrito comprende 142 colonias del “viejo Reynosa”, en cuya jurisdicción territorial habitan 128 mil electores, conoce el reto que implica la elección de junio, pero aunque coincide en que la elección “es complicada”, confía en sacar adelante la victoria.

Igual la diputada JUANITA SÁNCHEZ, quien parece disfrutar con intensidad su trabajo legislativo en la Cámara de diputados.

… Y va por la reelección.

JUANITA trabaja arriba y abajo.

Es decir, en la cúpula partidista y la base militante, pues sin perder contacto con sus electores, cumple en el Congreso con la función de legislar a favor de la ciudadanía.

¿Y qué decir de JAVIER GARZA FAZ, quien tiene tras de sí el respaldo unánime de los obreros del Sindicato Independiente de la Industria Maquiladora, pero también de la organización sindical de la Sección 30 del SNTE, a través de su Coordinador de campaña, el valioso estratega magisterial ROGELIO ORTIZ MAR?

Pero, a JAVIER hay que agregar también el capital político que heredó de su padre, Don RIGOBERTO GARZA CANTÚ, uno de los mejores alcaldes que ha disfrutado Reynosa.

… ¡Y el de su hermano RIGO!, quien pudo ser el candidato del PRI a la alcaldía el 2016, candidatura que perdió en un abrir y cerrar de ojos por las oscuras componendas de los más nefastos y oprobiosos personajes de la política tricolor de entonces.

A todos estos precandidatos ganadores, hay que agregar la valiosa figura del ex secretario de Bienestar Social, GERARDO PEÑA FLORES, quien aparece a la cabeza de la lista de candidatos a diputado local plurinominal.

Y si nuestras predicciones no fallan, GERARDO enfila a convertirse en futuro presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso local, si el PAN gana otra vez la mayoría.

Por hoy es todo, nos leemos mañana.

Autor: Angel A. Guerra/Opinión
Publicado el Viernes 29 Marzo 2019 / 01:30 hrs