Del dicho al hecho hay mucho trecho

REZA  el adagio que, “del dicho al hecho hay mucho trecho” y, vaya que en esto hay sobrada razón, porque “el pueblo sabe cuándo se le miente y cuando se le habla en serio y con verdad”, digo esto porque el Gobierno “de la Cuarta Transformación”, encabezado por el Presidente de la República ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, ha prometido una y mil cosas que, por supuesto, “la mayoría, no se han cumplido”.

POR EJEMPLO, el Ejecutivo Federal, quien por su investidura merece respeto, desde que andaba en campaña, dijo que, “él, sabía cómo bajar el precio de la gasolina” y que a partir del primer día de su Gobierno, (el Iro de diciembre), el litro de gasolina en México, estaría más barato, pero llegó el esperado día y nada y hasta la fecha, ya van más de seis meses de mandato y el dicho el Presidente AMLO, no se ha consolidado, confirmándose con esto que, entonces “MORENA, NO ES LA ESPERANZA DE MÉXICO”.

PERO ESO no es todo, porque desde campaña, el gobernante mexicano Andrés Manuel López Obrador, criticó en plan tajante y candente, “los arraigados emblemas de la corrupción y la impunidad”, cuyos flagelos, efectivamente fueron generados por los malditos gobiernos neoliberales, detalle que, por obviedad, “nadie puede negar”, porque “los hechos hablan por sí solos” y en esto, se reconoce que, “el Presidente tenía mucha razón”, razón que por supuesto nadie puede rebatir.

SIN EMBARGO, lo inaceptable de todo esto, a lo que aquí hago referencia, es que, sí está probado que los responsables de los pasados Gobiernos de México (ex presidentes), (ex súper intendentes de Pemex), líderes petroleros como Carlos Romero Deschamps y hasta el minero Napoleón Gómez Urrutia y otros muchos más, fueron los principales antagonistas de los alarmantes actos de corrupción e impunidad y por cuyo motivo, dejaron al país en la bancarrota financiera, como se ha vaticinado, “al no verse acciones legales” del actual Gobierno Federal contra los malos actores políticos del pretérito, eso naturalmente, ya lo está plasmando el pueblo, el que viene confirmando que, “ha sido más lo que se habla, que lo que se hace en términos jurídicos”, contra los corruptos ex funcionarios mexicanos.

AQUÍ LA NATURAL pregunta es: ¿Porque, no se ha movido ni un solo dedo contra los corruptos?. Pues lo justo sería que, “ya hubiera, no actos de represión política”, sino “actos legales contra los malos políticos que es muy diferente. ¿O No?. Y si MORENA realmente, como en su slogan de campaña lo decían, “era o es la esperanza de México”, al no tenerse respuestas claras de combate a los que han dañado al país, eso habla de que, entonces el nuevo gobierno de la República, no hará nada contra los responsables de esos malos flagelos. Y por lo que se vislumbra, “se quedará con los brazos cruzados”.

Y SI EN el escenario político electoral, el Gobierno de “la Cuarta Transformación”, ganó millones de adeptos o bonos en campaña. Por la promesa del respetable Presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR de llevar un Gobierno diferente, es decir un gobierno honesto y transparente y sí, no hará nada contra los responsables del resquebrajamiento, económico y político en el que está el país, esto vine a confirmar que las promesas de llevar a México por un mejor sendero, “se las llevará el viento” y por ello, repito y reitero que, “del dicho al hecho, hay mucho trecho”.

ESA ES la cruda realidad, sobre la postura del nuevo gabinete gubernamental, cuya cuestión es meramente lamentable. ¿Usted amable lector que opina?.

HAY QUE DECIR LO MALO, PERO TAMBIÉN LO BUENO

AHORA BIEN, en un marco de equilibrio y sensibilidad política, también es importante destacar y reconocer que, así como decimos lo malo de este nuevo gobierno de la república, “porque ha incumplido con las promesas que hizo al pueblo en campaña y las ha dejado a la deriva”, también es valioso y justo decir lo bueno, porque ANDRÉS MANUEL, ha obrado por apoyar a las personas de la tercera edad con el programa de “68 y más” y, ha venido actuando con sensatez en otros muchos rubros, para que los beneficios, por lógica, “lleguen hasta los más recónditos lugares de la geografía nacional”, cuyos temas a mi juicio son de muy alto valor social.

POR LO ANTERIOR, hoy que han trascurrido más de seis meses de gobierno, aun mucha gente en todo México, sigue creyendo en López Obrador, pero otras muchas más, en todo el territorio nacional, ya se han decepcionado, penosamente, porque una cosa es hablar y hacer patente a “los buenos deseos” y la otra es cumplir y si, el Presidente de México, “NO HA CUMPLIDO” las miles de promesas hechas a las familias del país, eso, a AMLO, ya le ha venido generado “desgaste político y muy clara pérdida de confianza”.

Y POR ESTA CAUSA, se aduce que, esto ya se esboza y se escucha en muchas regiones de México, a donde el ejecutivo federal, “ya no ha vuelto, como dijo regresaría”, investido ya como Presidente. Y como no lo ha hecho, en plan tajante se le ha venido criticando de manera acentuada que, “le interesa más estar, todas los días, haciéndola de conductor y expositor “en las conferencias mañaneras”, allá en palacio nacional.

PARA CONCLUIR, les diré que, el fecundo y creador trabajo se demuestra y los buenos retos, propósitos y objetivos también, pero como hoy en el Gobierno de “La Cuarta Transformación”, no se observa el interés para atender innumerables acciones que dijo AMLO haría, eso precisamente, “ya ha venido provoca la evidente desconfianza del pueblo hacia su persona”. Y por esta razón fundamental, hay que recordarle al político tabasqueño y jefe de la nación que, “del dicho al hecho hay mucho trecho”.

Por hoy es todo y hasta mañana.

Autor: Gudalupe Ernesto González/Opinión
Publicado el Jueves 16 Mayo 2019 / 04:34 hrs