Familia viajó a pelea de ‘Canelo’ en Las Vegas… ya no regresó


La familia Reyes Luna viajó a Las Vegas, Nevada, para asistir a la pelea de Saúl El Canelo Álvarez contra Daniel Jacobs, pero cuando regresaban ayer a Monterrey, Nuevo León, el avión en el que viajaban desapareció y sus restos fueron hallados hoy en el municipio de Ocampo, Coahuila; no hubo sobrevivientes.

Luis Octavio Reyes Domínguez y su esposa, Loyda Liliana Luna Larrosa, era originarios del municipio de Progreso, en Yucatán, pero el trabajo como ingeniero petroquímico de él, los llevó a salir del estado.


La pareja vivió algún tiempo en Medio Oriente y actualmente tenían una casa en Monterrey, donde también estaban sus hijos Jade Paola Reyes Luna, Guillermo Octavio Reyes Luna y Frida Alejandrina Reyes Luna.

En publicaciones de Facebook se puede observar que la familia hacia viajes recurrentes. Frida compartió fotos en París y Jade Paola, en Venecia.

En el avión también viajaba Mónica Leticia Salinas Treviño, quien sería la pareja de Guillermo Octavio.

En sus cuentas de Instagram, los jóvenes compartieron fotos de cuando asistieron al Super Bowl LIII, entre otros viajes que hicieron juntos.

La Secretaría de Seguridad Pública de Coahuila informó que en el avión también viajaban Ramón Amauri Vela, Gary Amauri Vela García, Martha Isabel García Lagunes y Manuel Alejandro Sepúlveda González, cuya relación con la familia Reyes Luna no es clara, pero son "amigos" en Facebook.

La mayoría de los perfiles de redes sociales de las víctimas tienen un candado de seguridad, pero usuarios de redes sociales comentaron algunas publicaciones de Instagram de Frida y de Octavio para manifestar su pesar por el accidente.

El avión estaba tripulado por el comandante Juan José Aguilar Talavera, el primer oficial Luis Ovidio González Flores y la sobrecargo Adriana Monserrath Mejía Sanchez.

El comandante era originario del Estado de México y primo hermano de Karla Aguilar Talavera, subsecretaria de Desarrollo regional en el gobierno mexiquense.

Así como de Víctor Manuel Aguilar Talavera, secretario Ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Publica y ex presidente municipal de Tenango.

EL IMPACTO FUE BRUTAL; NO HAY CUERPOS QUE RESCATAR: GOBERNADOR

Miguel Riquelme, gobernador de Coahuila, aseguró que el accidente de un avión ejecutivo que se dirigía de Las Vegas, Nevada, a Monterrey, Nuevo León, fue fatal y que no hay cuerpos que rescatar.

​No se ven ni restos ni sobrevivientes, el accidente fue lamentablemente muy aparatoso (...) El impacto fue brutal, las imágenes lo dicen por sí solas, dentro de lo que cabe, hallamos la aeronave y los probables restos de los pasajeros

No hay mucho qué hacer, más que buscar ahí la posibilidad de que a través de dispositivos del avión, puedan encontrar el origen del accidente

Anteriormente, la Secretaría de Seguridad Pública de Coahuila indicó que en el avión viajaban 10 pasajeros y tres miembros de la tripulación; ninguno sobrevivió.

El mandatario estatal lamentó el accidente y envió sus condolencias a los familiares de las víctimas.

Protección Civil del municipio de Ocampo, donde fueron hallados los restos, difundió las imágenes de la aeronave.
Se ve en cenizas, se ve que el avión venia incendiado, yo no soy nadie para especular, pero a simple vista, se ve que el avión pudo haberse incendiado o explotado al impactarse con la tierra

Riquelme añadió que buscarán los dispositivos del avión para entregarlos a la Dirección General de Aeronáutica para que los analice y determine la causa del accidente.


Autor: Agencias/Saltillo, Coahuila
Publicado el Martes 7 Mayo 2019 / 01:03 hrs