Godina y el viejo truco de las encuestas cuchareadas

Me queda claro que todos quienes entran a una contienda electoral lo hacen siempre pensando en que van a ganar, aunque hay algunos que entran con otras intenciones que no tienen nada que ver con ganar el proceso electoral. El caso es que en estas temporadas electorales son muy socorridas las encuestas para ser utilizados como argumento de campaña y poner en predicamentos al adversario político.

Eso no es nuevo. Cada elección hace su aparición el fumanchú de las mediciones electorales, el viejo truco de las encuestas cuchareadas, muchas de las cuales se quedan sólo en ello, buenos deseos más que las opiniones correctas de los electores y los expertos. Y no hablo de las compañías serias, no hablo de quienes tienen la experiencia en la medición de la voluntad ciudadana, no hablo de quienes si saben y tienen con qué.

Hablo de quienes aparecen de la noche a la mañana y de la misma forma desaparecen y se venden al mejor postor, convirtiendo los ejercicios serios de medición en pura imaginación y lengua, sin registro ante las autoridades electorales, y buscando beneficiar sólo a algún participante en la contienda electoral.

El caso es que en los últimos días han aparecido unas encuestas que buscan favorecer a José Luis Godina Rosales, candidato de MORENA a diputado local por el sexto distrito electoral con cabecera en Reynosa.

Godina Rosales es un priista de siempre, lubberiano de origen y miembro del Movimiento Territorial del PRI. Nunca ha dejado de ser del PRI, nunca renunció al PRI y no está participando como candidato externo, sino que lo propusieron como miembro del Movimiento de Regeneración Nacional MORENA y como Godina Rosales nunca renunció al PRI, sigue registrado en el PRI nacional ante el Instituto Nacional Electoral y si ese dato se confirma no podría ser candidato por MORENA ni por ningún partido que no sea el PRI. ¿Acto entonces de deshonestidad? ¿O acto de desconocimiento? Cualquiera que sea la respuesta, es claro que la candidatura del prof Godina podría estar en riesgo.

Pero al Prof. Godina Rosales siempre le ha ido muy bien. Este personaje ha sacado raja política de su estancia del PRI. Su hijo –por ejemplo- siempre ha sido el brazo derecho de destacados priístas y, entre otros cargos, fue encargado del Fondo Tamaulipas en Reynosa los 6 años del desgobierno de Egidio Torre Cantú. Así que Godina no se puede declarar opositor al PRI de donde siempre ha vivido, y no precisamente del magisterio. Cosa nomás de darle seguimiento a sus labores “docentes”.

Le decía yo que este personaje ahora busca restarle méritos a las campañas de sus adversarios a través de la difusión de encuestas falsas, que no tienen la metodología necesaria para ser tomadas en serio. ¿Si tan seguro está el Prof. de sus resultados electorales, entonces porque no le paga a una compañía seria como Mitofsky para que le haga un ejercicio profesional de medición de cómo va su campaña? ¿Por qué el candidato Godina prefiere que sus amigos utilicen las redes sociales para hacerlo ver como quien va en la delantera del proceso electoral? Este señor Godina está utilizando el viejo truco de las encuestas cuchareadas a su favor.

Porque habrá de disculparme Usted querido lector, pero Godina no va a la cabeza de la contienda, de ninguna manera. O por lo menos al día de hoy no hay medición que diga tal cosa. Lo que este señor, en un acto de deshonestidad está intentando, es construir un argumento y una verdad que no pasa de su cabeza, porque en las calles ni se ve ni se siente. Al día de hoy le puedo asegurar a Usted que en la elección por el Sexto Distrito Electoral, no hay nada para nadie, aunque si alguien fuera a la cabeza de la elección, ese no sería Godina.

Estamos a 21 días de que terminen las campañas electorales y a 25 de que se lleve a cabo la elección. Y, por lo tanto, van a pasar muchas cosas en este proceso electoral. Candidatos, por favor trabajen con emoción, con honestidad, y pensando siempre en los ciudadanos. A mí, en lo personal, no me gustaría que personajes como este señor Godina llegara al Congreso a base de engaños, porque no podríamos esperar nada más que engaños de su gestión. Y no es lo que Tamaulipas necesita. ¿No lo cree?

Gracias por recibirnos.

Autor: Carlos Cortés García/Opinión
Publicado el Miércoles 8 Mayo 2019 / 01:33 hrs