El pan no ganó… ¡el pan arrasó! Y se llevó carro completo

Contra todos los pronósticos más halagüeños, el Partido Acción Nacional no ganó la elección de este domingo en Tamaulipas, sino que arrasó: se llevó 21 de los 22 distritos electorales de mayoría relativa en el territorio tamaulipeco, lo que garantiza que el partido blanquiazul haya logrado mantener el control en el Congreso de Tamaulipas.

Y es que sin incidentes mayores, transcurrió la jornada electoral de este domingo, en donde el Partido Acción Nacional, de acuerdo a lo señalado por el Programa de Resultados Electorales Preliminares, se hizo de 21 de los 22 distritos de mayoría, cediendo sólo uno al Movimiento de Regeneración Nacional MORENA.

Así lo habíamos sentenciado en colaboraciones anteriores en donde habíamos anticipado que el PAN lograría la mayoría en el proceso electoral de este domingo, y por ello los partidos adversarios al PAN debían trabajar en una estrategia que les permitiera avanzar en cuanto a ganar diputaciones de mayoría. Y el resultado hoy está a la vista: el PAN se consolidó como la primera fuerza en el Congreso de Tamaulipas, pero esa vorágine podría ampliarse para lograr barrer en los próximos comicios en 2021.

También habíamos asegurado que en el PRI su estrategia, un poco absurda, pero su estrategia al fin y al cabo, apostaban a no ganar un solo distrito de mayoría para que lograran acceder a sus candidatos plurinominales, lo que dejó en el camino a todos los candidatos de mayoría, pero en especial, a los dos candidatos que para mi tenían mayores posibilidades de haber entregado buenos resultados desde el Congreso.

Al votar, a las 11:00 de la mañana en Reynosa, el mandatario tamaulipeco, Francisco García Cabeza de Vaca, calificaba éstas de ser “unas elecciones sumamente supervisadas, en donde no se han reportado incidentes, por eso exhortamos a todos los tamaulipecos a que salgan para que puedan emitir su voto libremente. Es un día soleado en todo el Estado”, señaló el mandatario tamaulipeco.

Después de emitir su voto el ejecutivo estatal regresó a la capital de Tamaulipas para estar al pendiente de lo que se llegará a presentar en esta jornada e insistió a la ciudadanía para que acudieran a emitir su voto, para entre todos, elegir al nuevo Congreso Local.

Y hasta las 20:39 de esta noche, el Partido Acción Nacional arrasaba con 21 diputaciones locales contra 1 ganada por MORENA, lo que dejó nuevamente en control del blanquiazul el Congreso de Tamaulipas durante los próximos años.

Por cierto, casi al arranque del proceso electoral se conoció la noticia del lamentable fallecimiento del dirigente estatal de MORENA, Antonio Leal Doria, quien iba en segundo lugar de la lista plurinominal de candidatos a diputados. El Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca envió a su familia sus condolencias.

Pero, ¿qué lectura tuvo este triunfo del PAN en Tamaulipas? Muchas. Pero creo que las más importantes son tres:

1.La sociedad tamaulipeca tiene su confianza puesta en el Gobierno de Francisco García Cabeza de Vaca, lo que le otorga mayor margen de maniobra y le ofrece la gobernabilidad necesaria para seguir avanzando en los temas que ha venido impulsando desde el ejecutivo del estado.

2.A pesar de los ataques de los MORENISTAS contra el ejecutivo del estado, éstos no tuvieron impacto alguno, lo que habla de que los vientos del cambio estuvieron vacunados contra la insidia de personajes, como Alejandro Rojas Díaz Durán, quien un día si y otro también estuvo empeñado en desestabilizar el proceso electoral, lamentablemente él, sin resultados.

3.La presencia cotidiana en los medios nacionales y redes sociales y el proselitismo permanente del presidente Andrés Manuel López Obrador, tampoco tuvieron impacto en Tamaulipas, y es que no se puede perder de vista que la popularidad presidencial va a la baja. Y me parece que entendieron que no es lo mismo que Andrés Manuel López Obrador aparezca en la boleta electoral que no aparezca.

4.La MORENA confío su proyecto electoral a personajes polémicos y desconocidos, así como a personajes terriblemente chamuscados, política y socialmente, como Javier Villarreal Teherán, quienes invirtieron más tiempo a descalificar a los adversarios que a recorrer territorio y establecer compromisos con los electores.

5.Nadie podemos perder de vista, que este triunfo de los vientos del cambio, tendrán de inmediato dos escenarios muy importantes en el futuro de Francisco García Cabeza de Vaca: primero, el fortalecimiento de su estrategia de gobierno en Tamaulipas, y segundo, con el resultado electoral, García Cabeza de Vaca estaría siendo catapultado al máximo nivel de la política nacional, para lo que esté por venir, por ser el personaje panista con mayores cartas credenciales dentro del Partido Acción Nacional.

Reitero, el PAN en Tamaulipas arrasó, arrolló, y dejó a sus adversarios “como al chinito”. MORENA no tuvo con que competir. El PRI sigue en caída libre, más con esta triste dirigencia que ya demostró que no sirve para nada. Y los otros partidos se mantienen en su “modesta” línea de flotación, lo que no ayudará en mucho en sus futuras aspiraciones.

Gracias por recibirnos.

Autor: Carlos Cortés García/Opinión
Publicado el Lunes 3 Junio 2019 / 21:43 hrs