Maki, traidora y oportunista, quiso adornarse con el triunfo panista

UNA VEZ MAS queda confirmado que la alcaldesa de Reynosa MAKI ESTHER ORTIZ DOMÍNGUEZ, aparte de que es una contumaz traidora y mal agradecida, es una irremediable oportunista y gandaya, porque esta señora, antes de concluir las campañas electorales, apareció inesperadamente en eventos proselitistas, junto a los Candidatos de Acción Nacional, hoy Diputados Locales de Reynosa, a los que según ella, “cuerpeaba”, para hábilmente adjudicarse y por obviedad, “adornarse con el triunfo panista”, tangible victoria que a mi juicio, no fue gracias a esta controvertida mujer, sino gracias al genuino liderazgo del Gobernador del Estado FRANCISCO JAVIER GARCÍA CABEZA DE VACA.

LO QUE HIZO MAKI, de recorrer algunas calles de Reynosa, para acompañar a los prospectos albiazules a Diputados, fue ridículo, porque entre la sociedad de Reynosa, “ella ya no cuenta con el cariño del pueblo”, porque a Reynosa, desgraciadamente “la tiene convertida en un lamentable foco de infección”, porque las vías de comunicación en las colonias populares, están evidentemente en condiciones deplorables, pues los hechos así lo muestran.

ADEMÁS EN varios de los núcleos poblacionales de esta pujante comunidad reynosense, hay cruel abandono, por “la falta de calles en óptimas condiciones”, “aguas negras emergiendo a la superficie”, “falta de alumbrado público” y falta de muchas cosas más que, “esta irresponsable mujer prometió y no las ha cumplido”, cuya cuestión, la verdad, “llena de tristeza a miles de familias humildes”, las que pensaron que, “Maki Ortiz, haría un buen papel” y por este motivo, la gente le dio el voto, pero Maki, lejos de agradecer el respaldo del pueblo, para qué siguiera en la Presidencia Municipal de Reynosa, las cosas de bienestar para la gente, le han sido ambiguas, ecuánimes e indiferentes, detalle por el cual se confirma, “la traición de ella, hacia el pueblo”, motivo por el que, “Maki, se ha venido devaluado irremediablemente”. Y ella lo sabe. Y sabe también que, “las sociedad ya no cree en la sarta de falacias que aduce, para justificar su indiferencia hacia las familias de Reynosa, pero sobre todo, su pésimo papel como alcaldesa.

PERO PESE a que MAKI ORTIZ, por su inconcebible e imperdonable postura de tener la ciudad  descuidada en este segundo periodo de gobierno, durante la elección del domingo pasado, quedó confirmado que “la ciudadanía reynosense, sigue confiando en el PAN”. Y por esta razón fundamental, “el pueblo le dio el voto a los 5 Diputados Locales”, lográndose en Reynosa, como en Tamaulipas “EL CARRO COMPLETO”, al superar los azules por amplio margen a los adversarios de los demás partidos políticos, con lo que se plasma, “la confianza del pueblo” hacia el Partido Acción Nacional.

DE TODOS es sabido que MAKI ORTIZ, es una mujer traidora, por naturaleza y más por conveniencia, digo esto, porque antes de la elección del 2 de junio, “para darle la contra a su partido el PAN”, anduvo en México, en las filas de MORENA, humillándose para buscar un espacio político para su hijo CARLITOS, a fin de que éste, “fuera candidato de Morena a Diputado Local”, pero como la que traiciona una vez, traiciona dos y cuantas veces sean necesarias, a MAKI Y A SU VÁSTAGO los directivos del nacional de Morena, los rechazaron, precisamente, porque no son dignos de confianza.

Y COMO MAKI, fracasó de manera rotunda de filtrarse en MORENA, en su intento porque su hijito fuera abanderado de este partido a Diputado plurinominal, días antes de concluir la campaña electoral, esta mujer, repito hábilmente, tomó la decisión “de aparecer con los candidatos del PAN”, para aparentar apoyo, un apoyo que, la verdad, “los abanderados albiazules, no necesitaron de ella”. Pero además “FUE UN SECRETO A VOCES” en el Ayuntamiento de Reynosa de que MAKI, prohibió a todo su equipo político, incluyendo empelados municipales y a su gente cercana, para que no operaran a favor de los candidatos de Acción Nacional, cuya negativa, es la muestra tangible de que “la Doctora es una contumaz traidora”.

SIN EMBARGO, pese al circo, maroma, teatro y berrinches, “armados por la alcaldesa” Maki Esther Ortiz Domínguez, su nefasto propósito político, no lo pudo consolidar, porque ella, a toda costa buscaba que la gente de Reynosa, “no le respondieran a los 5 Candidatos del PAN”, pero como reza el refrán y dicen en el rancho, a esta señora, con todo respeto, “el tiro le salió por la culata”, porque los abanderados a Diputados por Acción Nacional, en las urnas el pasado domingo 2 de junio, “obtuvieron sendos triunfos electorales”, gracias al apoyo del pueblo de Reynosa y gracias también al evidente liderazgo del señor Gobernador de Tamaulipas Lic. FRANCISCO JAVIER GARCÍA CABEZA DE VACA, quien aparte, lleva al Estado por firme sendero, para proyectar convertir a Tamaulipas, “un estado energético por excelencia”.

PARA CONCLUIR, hay que hacer hincapié, para señalar que, “la contumaz traición fallida” de Maki Ortiz, hacia el PAN en Reynosa, ya es del conocimiento del Comité Ejecutivo Nacional de “Los Albiazules”, porque precisamente, allá donde ella anduvo, “MENDIGANDO UNA CANDIDATURA PARA SU HIJO CARLITOS”, actuó sin recato alguno, al vérsele intentando rozarse con los directivos del Nacional de Morena en México, pero todos los nefastos propósitos políticos de agravio al PAN, a la alcaldesa de Reynosa, “se le fueron de las manos”, no logrando sus mezquinos objetivos, todo “porque a su vástago, no se le dio la oportunidad de ser candidato a Diputado Local”. ¿Cómo la ven?

Por hoy es todo y hasta mañana.

Autor: Guadalupe Ernesto González/Opinión
Publicado el Martes 4 Junio 2019 / 01:33 hrs