PRI… ‘otra de vaqueros’

En lo que parece su último intento por convencer a la sociedad mexicana de su deseo de cambio democrático -lo que hemos escuchado año tras año, desde hace décadas-, el PRI recurrió a un crédito hipotecario de 100 millones de pesos para sufragar los gastos de la elección interna de su nueva directiva nacional.

Esa operación crediticia afrenta a la sociedad, porque si los priistas tuvieran tantita voluntad, ese dinero se invertiría en los barrios pobres, con mayor rentabilidad política.
Pero no:

Van a canalizar esa elevada suma en la construcción de un aparato electoral que le dé credibilidad a su elección [porque los priistas ya no creen ni en ellos mismos], de ahí que la convocatoria de su presidenta nacional, CLAUDIA RUIZ MASSIEU -inverosímil, por las implicaciones de su genealogía política-, denote la angustia por “transformar al priismo, de forma y fondo, para demostrar a la sociedad mexicana que somos un partido capaz de renovarse, de ponerse al día y de estar a la altura de las exigencias ciudadanas de transparencia, democracia y legalidad”.

-¿A poco sí?

RUIZ MASSIEU debe reconocer, en principio, que el PRI se alejó de la sociedad mexicana y que la pobreza extrema que se vive en sectores muy focalizados de la geografía nacional, es producto del reparto inequitativo de la riqueza nacional, que el PRI alentó durante más de 80 años con gobiernos que generaron un modelo económico que potenció una injusta distribución de la riqueza, que hacía cada vez más ricos a los ricos, y cada vez más pobres a los pobres.

De allí se derivó el clima de violencia que agita al país, porque la pobreza inducida por los gobiernos, es otra forma de violencia.

Y eso debe entenderlo el PRI.

Ahora bien: ¿Cómo pretenden cambiar, cuando detrás de los líderes partidistas estás las mismas mafias de poder?

Los SALINAS, por ejemplo, están detrás de su sobrina CLAUDIA; o aquí en Tamaulipas: EGIDIO TORRE maneja a conveniencia el Consejo Política estatal del PRI.

… No.

El PRI no tiene el más mínimo deseo de cambio, porque si lo tuviera, ya habría renovado los liderazgos de sus sectores, pues no se vale esconderse detrás del “respeto a la autonomía de sus organizaciones”, para tolerar, por ejemplo, la insultante existencia de líderes cetemistas venales que han medrado y se han enriquecido brutalmente con las cuotas obreras.

Y Matamoros, con JUAN VILLAFUERTE y JESÚS MENDOZA son claros botones de muestra.

O con el zángano de EDMUNDO GARCÍA ROMÁN.

De hecho, la violencia obrera de Matamoros fue una expresión de protesta contra estos parásitos del sindicalismo organizado.

CLAUDIA RUIZ MASSIEU sin embargo, al encabezar la XLVI Sesión Extraordinaria del Consejo Político Nacional (CPN), proclamó que el Partido Revolucionario Institucional asume un compromiso con la apertura en su interior e impulsa una etapa de renovación democrática que tiene como protagonista a la militancia, al convocar al priismo “a salir fortalecido, sin fracturas ni divisiones, de la elección de la dirigencia de su partido para el período estatutario 2019-2023”.

… Veremos qué pasa en Tamaulipas:

Con ‘QUIQUE’ CÁRDENAS como protagonista.

Por hoy es todo, nos leemos mañana.

Autor: Ángel A. Guerra/Opinión
Publicado el Martes 11 Junio 2019 / 22:30 hrs