Qué poca, sensibilidad de la delegada

Preocupación en la región cañera por la incertidumbre de no saber si contarán nuevamente con la Cruz Roja, delegación Mante, pues de la noche a la mañana cerraron las puertas del edificio y dejaron sin operar todo el aparato de esa institución, ni siquiera a los voluntarios los dejan servir.

Crece la incertidumbre ante las palabras sin sentido de la delegada de la Cruz Roja Tamaulipas, VIRIGINIA TOGNO, que asegura que el cierre se debe a que se realizarán trabajos de restructuración durante unos días, no dice cuantos, y luego reanudarán el servicio de emergencia.

No se sabe realmente bajo qué criterios la Delegada tomó esa medida porque la verdad lo que dice de que no tienen el personal profesionalizado y las ambulancias en buen estado, con material adecuado, es absurdo, insensible y sin un buen razonamiento.

Además eso de que es por restauración y profesionalización no es creíble, en primera es como si dijera que operaban sin saber lo que hacían, sin estar preparados para brindar auxilio y en segunda bien pudo solicitar una ambulancia de apoyo mientras se daba mantenimiento a las que tienen, no hay necesidad de cerrar totalmente las puertas para irlas reparando o equipando, todo puede ser paulatino.

Dice que se tiene que hacer una restructuración, ¿de qué habla doña VIERGINIA?, porque hasta para cambiar el piso de una casa se puede vivir en ella, más razón hay si se trata de una institución que tiene como deber prestar auxilio las 24 horas de los 365 días del año.

Qué poca sensibilidad de la delegada el dejar sin el servicio de auxilio a toda una región, más en estos tiempos que se avecinan temporada de huracanes y Mante ya sufrió la embestida de la naturaleza en ese sentido, por lo tanto deben de estar preparados no abandonados.

Cualquier remodelación o restructuración se puede hacer escalonada, sin dejar de prestar el servicio, de hecho la Cruz Roja no deben dejar de atender ni siquiera un día, su mismo lema así lo dice, por lo tanto suenan ilógicos los argumentos de la delegada.

Mante no debe ni puede en estos días quedarse sin un servicio de auxilio tan importante como lo es la Cruz Roja, bueno, nunca, pues tiene una función, pero en temporada de huracanes menos.

Igual dice TOGNO que no alcanzan los dineros, puede tener razón, quizá la ciudadanía no apoya lo suficiente en las colectas pero si se recuperan buenas sumas, además para eso está ella, para gestionar no solo para declarar.

No es posible que dejen sin auxilio por carecer de capacidad para gestionar o realizar actividades para generar recursos que ayuden al buen funcionamiento de la Cruz Roja.

Con todo y lo absurdo de las excusas de la Delegada por el cierre de la loable institución que brindaba auxilio a la región cañera, ojalá y pronto reanude actividades, que sea verdad que estarán más capacitados, con mejores instalaciones y operatividad más eficiente.

En fin, la situación es que la Cruz Roja delegación Mante cerró sus puertas sin darle explicación alguna ni a su personal menos aviso preventivo a la ciudadanía.

Aunque la delegada asegure que todo es temporal la gente de aquella región pide otra mejor explicación pues todo suena a ocurrencia, poca sensibilidad y sin medir que se avecinan temporadas de huracanes.

Autor: Rosa Elena González Hernández/Opinión
Publicado el Jueves 6 Junio 2019 / 01:23 hrs