México no está de acuerdo con nueva política de asilo de EU: Ebrard


El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, expresó el desacuerdo del gobierno mexicano con la nueva medida anunciada por Estados Unidos para limitar el otorgamiento de asilo.

En conferencia de prensa, se refirió a la disposición de Washington pero dijo que no afectará a México, nación que mantendrá su política en pro del refugio a quienes temen por su vida en sus países de origen.

Estados Unidos anunció que comenzará a aplicar mañana martes una nueva regulación migratoria que impedirá a los solicitantes de asilo que crucen la frontera con México ser elegibles para ese amparo si antes no pidieron protección en un tercer país.


Por otra parre, Ebrard aseguró que hasta ahora no hay reportes de mexicanos deportados del vecino país del norte en el marco de las redadas lanzadas por el gobierno de Donald Trump.

MÉXICO RESPETA PRINCIPIO DE NO DEVOLUCIÓN

En tanto, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informó que en cuestión de asilo, México prestará especial atención para que se respete el principio de no devolución (non-refoulement), ante las modificaciones a los procedimientos y criterios de elegibilidad en la materia que anunció hoy el gobierno de Estados Unidos.

Tales modificaciones las hizo de forma unilateral el Gobierno de Donald Trump, además de que en el ámbito de la jurisdicción de Estados Unidos, esto no afectará a ciudadanos mexicanos, precisa la dependencia.

La SRE informó que México mantendrá su política de asilo y refugio como marcan la Ley sobre Refugiados, Protección Complementaria y Asilo Político, la Constituciónmexicana, los instrumentos internacionales de los que México es parte, así como la tradición histórica del país.

Precisa que México no coincide con medidas que limiten el acceso al asilo y refugio a aquellas personas que temen por su vida o seguridad en su país de origen por motivos de persecución.

La dependencia también indicó que el Gobierno de México se mantendrá atento a las implicaciones que esta decisión de Estados Unidos podría conllevar para los solicitantes de asilo de otros países que ingresen a ese país por su frontera sur. Por tal motivo, se prestará especial atención a que se respete el principio de no devolución (non-refoulement) reconocido por el Derecho Internacional vigente.

El Gobierno de México reitera su respeto por los derechos humanos de todas las personas, así como por sus compromisos internacionales en materia de asilo y refugio político.

El principio de no devolución es un
principio fundamental del derecho internacional que prohíbe al país que recibe refugiados, devolverlos a un país en el que correrían el riesgo de ser perseguidos por raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un grupo social particular u opinión política.​

Autor: Agencias/Ciudad de México
Publicado el Lunes 15 Julio 2019 / 17:36 hrs