Se acabó la carrera política de la alcaldesa de Reynosa

Lo que quedó claro, después de los traspiés cometidos por la alcaldesa de Reynosa, Maki Esther Ortiz Domínguez, en la “desorganización” de la “Expo Feria de la Ilegalidad Reynosa 2019”, es que la chihuahuense hasta aquí llegó con su carrera política. No pudo con el Ayuntamiento, en donde permitió que la corrupción llegara para quedarse, donde consintió que se hicieran los grandes negocios al amparo del poder, donde no avanzó en temas torales como la pavimentación, la iluminación, la seguridad pública ni las obras mínimas de infraestructura y, lo peor, desde la presidencia municipal se peleó con todos los sectores sociales.

Pero más allá de eso, a Maki le ganó la ambición de poder y de dinero. Y está empeñada en heredarle ese poder, que no es suyo, a su hijo, Carlos Víctor Peña Ortiz, a quien desde un cargo menor en el DIF Municipal, lo trae haciendo una intensa campaña con miras a la elección municipal del 2021, con dineros públicos,  y le patrocina encuestas con recursos municipales, en donde lo pone como el gran salvador de Reynosa, cuando el muchacho no tiene ni la capacidad política ni la operativa para hacerse cargo de una ciudad del tamaño de Reynosa, y con los problemas y retos que la fronteriza urbe presenta día a día. Pero, además, Maki y su niño, están violando flagrantemente la Ley Electoral al realizar actos anticipados de campaña.

Y la mal lograda Expo Feria que fue clausurada definitivamente el pasado viernes fue el punto de quiebre de sus aspiraciones políticas, si es que las tenía, para seguir avanzando y participar, como presumía, como candidata al Gobierno del Estado en 2022, candidatura que hoy ningún partido serio, ninguno, le va a otorgar. Al frente del Ayuntamiento de Reynosa, Maki ya demostró para lo que si está hecha y para lo que no sirve. Y el saldo no es muy positivo que digamos.

Y es que, tristemente, en el caso de la Expo Feria de la Ilegalidad Reynosa 2019, Maki no tuvo la capacidad para organizar una simple feria, no pudo o no quiso cumplir con los requisitos a que la obliga la Ley, no supo o no quiso cabildear ni con sus regidores ni con las autoridades estatales, ni tuvo la humildad para preguntar a quienes si saben cómo se hacen las cosas. Y éstas se hicieron como se han venido haciendo desde el inicio de su accidentada administración municipal: mal. Y más allá de su incapacidad, Maki Esther Ortiz Domínguez quedó evidenciada, sobre los “arreglos” extraoficiales que se realizaron con los empresarios de producciones Alfa del municipio de Rio Bravo.

Además, lo que hasta ayer fue un secreto celosamente guardado, hoy es una realidad gritada a pecho abierto. Y es que los empresarios, Miguel y Eliud Alfaro Fernández, habrían logrado la concesión de la feria luego de una negociación por varios millones de pesos, y en la cual, por alguna causa, se omitió solicitar los permisos municipales y estatales correspondientes.

Así, pues, el representante de los empresarios “aparentó” que habían “cumplido” con los tramites que ordena la normatividad correspondiente y para demostrarlo presentaron un “documento oficial” sobre una supuesta inspección ocular, por la cual pagaron poco más de 24 mil pesos a la Tesorería de Reynosa, inspección que se habría realizado, según el documento, una hora antes de que llegaran los inspectores del estado.

Con ello quedó claro que no hubo revisión alguna antes de la llegada de los funcionarios estatales. No se revisaron las condiciones del inmueble ni el cumplimiento irrestricto de las normas de seguridad que garantizaran el menor riesgo posible para los asistentes en caso de emergencia. Tampoco se evaluaron las condiciones de los juegos mecánicos ni que las instalaciones eléctricas fueran las correctas. Tampoco se evaluó la calidad de los alimentos para su venta, expuestos al polvo, por las condiciones insalubres del terreno, ni la utilización de instalaciones de gas de los negocios, ni tampoco la venta de alcohol. Tampoco revisaron que existieran salidas de emergencia y rutas de evacuación, para poder operar con seguridad ante la ocurrencia de cualquier contingencia. La Feria era una instalación con un altísimo grado de riesgo.

El documento de la Secretaría de Fianzas y Tesorería tiene marcado que el pago que por dicho dictamen se efectuó a las 4 de la tarde con 8 minutos del mismo viernes, cuando personal estatal ya se encontraba clausurando la feria por el incumplimiento de los permisos solicitados para cualquier espectáculo de esa magnitud. Además, el recibo de pago señala que el concepto del cobro es por “Dictamen de riesgo para instalación de juegos mecánicos por periodo máximo de dos semanas, de 1,000 y hasta 3 mil personas” con fecha dos de agosto. El recibo de este ingreso a las arcas municipales está firmado por la secretaria de finanzas municipal, Esmeralda Chimal Navarrete, lo que también confirma la complicidad de esta “multipremiada” funcionaria municipal.

Para la realización de una feria, pues, hay instancias estatales y municipales que supervisan y se coordinan para que las cosas salgan bien. Y para ello tienen que existir permisos de uso de suelo, espectáculos, publicidad, alcoholes, tránsito, Protección Civil, alumbrado público, limpia pública, seguridad pública y de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios -COEPRIS-.

Reitero, con este triste episodio de la administración municipal de Reynosa, se puede dar por terminada la carrera política de Maki Esther Ortiz Domínguez, por todas las graves implicaciones que ello conlleva. En su gestión al frente del Ayuntamiento De Reynosa ha sido error tras error, cuando su objetivo real ha sido amasar una fortuna a costa de los dineros del pueblo, lo que no la hace digna de ser tomada en cuenta por ningún partido político en la elección estatal del 2022, porque “la mujer del César no solo debe ser honrada, sino también parecerlo”

PD. 1. ¿Y quién se va a hacer responsable del incendio en las instalaciones de Servicios Públicos Primarios del Ayuntamiento de Reynosa? Porque fueron más de 25 unidades las que quedaron inservibles, con un alto costo de reposición y ahora nadie se hace responsable del siniestro.

Por cierto, quien demostró que no le “intelige” a este negocio es quien cobra de titular en protección civil municipal, porque el hombre muy valiente tomó la línea de bomberos -la manguera- y se puso a querer extinguir el fuego, lo que precisamente no es su función, sino la de coordinar los esfuerzos y recursos para la atención de la emergencia.

Dicen que los bomberos que acudieron al trabajo de combate al fuego no podían de la risa, al ver a este sujeto hacer el ridículo. ¡Qué pena!

PD. 2. Desde este espacio periodístico, a nombre de mi familia y del mío propio, acompañamos en su dolor a la familia del querido colega reynosense, Chavita Aquino, quien ayer dejó de existir. Un hombre con una forma muy sui generis y divertida de ver la vida y de cumplir con su trabajo al que amaba profundamente. A su esposa Blanquita, a sus hijos y a todos sus amigos, un fuerte abrazo solidario esperando que el creador les de pronto la resignación necesaria ante tan dolorosa pérdida.

PD. 3. Las últimas horas han sido críticas para los Estados Unidos, directamente, y para México, después de que, en dos sendos tiroteos, murieron 20 personas, 6 de ellas de nacionalidad mexicana, y 26 lesionados. El primer ataque se registró en una tienda de la cadena Walmart, en El Paso Texas. El segundo se registró en Dayton, en Ohio, con saldo de 9 personas fallecidas y 16 lesionadas.

En el primer caso, el tirador, Patrick Crusius, con residencia en Allen, Texas, de 21 años de edad, se movilizó más de mil kilómetros de su casa para atacar a los clientes que acudían a esta tienda, a donde muchos mexicanos originarios de Ciudad Juárez, Chihuahua, acuden regularmente a hacer sus compras, en lo que ya se ha calificado con un crimen generado por el odio racial.

Del otro tiroteo, el ocurrido en Ohio, se ha informado que este tuvo lugar alrededor de la una de la mañana en un bar, y el tirador, del que hasta el momento no se tiene más información, fue abatido por las fuerzas del orden, sin que se conozca su información.

Este tipo de hechos deben llevar a la autoridad norteamericana a replantearse, una vez más, el tema del control y venta de armas, para mitigar, en la medida de lo posible, la ocurrencia de este tipo de delitos.

Por lo pronto, en lo que va del año, se contabilizan este tipo de tiroteos en 250 en los Estados Unidos, en los cuales han perdido la vida más de mil personas. SI este dato no le eriza el cabello, ya no sé qué más debemos esperar para

PD. 4. De última hora, se reporta otro tiroteo en los Estados Unidos, pero ahora en Chicago, en el Douglas Park, en el West Side, con saldo de siete lesionados hasta ahora.

Gracias por recibirnos.

Autor: Carlos Cortés García/Opinión
Publicado el Domingo 4 Agosto 2019 / 20:38 hrs