Buena para bailar, mala para legislar

Rosa Elena González Hernández
Opinión (Miércoles 2 Octubre 2019).- Se coronaron campeones del torneo local de fútbol 2019 el equipo del Olimpia tras derrotar en aguerrido encuentro por marcador de 2-1 a la escuadra de La Posta, en tanto que el tercer lugar lo obtuvo el equipo de los Lobos, aquí acompañados por madrinas de lujo. Pues ahí tiene usted que en la cámara de Senadores, la que en algún tiempo gozo de respeto por ser la más alta tribuna del país y que hoy parece carpa de circo barato, los legisladores, como dijera la abuela, le dieron vuelo a la hilacha.

En el festival “Jalisco en el Senado” que dio inicio el día 1 de octubre y concluirá el 4 del mismo mes, hay bailes, muestra gastronómica y hasta bebidas espirituosas, vaya, lo único ausente son buenos acuerdos por el bien del país.

Claro que el reglamento del Senado prohíbe que se consuma alcohol en el edificio pero el coordinador RICARDO MONREAL autorizó que en el festival sonara el mariachi y sirvieran los tequilas, situación que aprovechó la Senadora tamaulipeca GUADALUPE COVARRUBIAS, que a decir verdad no se sabe si fue al calor de las copas o por puro gusto, para echarse un zapateado.

Dejo la curul y mostró sus dotes de bailadora,  ni tarde ni perezosa le sacó lustre al mármol y gastó suela del brazo de uno de los peores políticos de este país, FELIX SALGADO MACEDONIO.

¿Qué le pasa a LUPITA?, no sé, parece que lo único que quiere es bailar, pero tristemente hasta en eso hizo quedar mal a los tamaulipecos.

No importaría que ande de bailadora siempre y cuando fuera buena legisladora, el problema es que la mujer no ha sido capaz de pelear por lo que corresponde a los tamaulipecos.

Tampoco  se le conoce propuesta e iniciativa que sirva para que se tenga mejor calidad de vida en tierras cuerudas, en síntesis, es mala para legislar, gestionar y trabajar por su tierra, ah pero para bailar, aunque no sepa mucho igual se mueve.

Pero bueno, como dijeran en el rancho es lo que hay, es la clase de legisladores que tenemos, estos Senadores hijos de morena y su cuarta transformación  tal parece odian la tierra que les vio nacer pues el desinterés que muestran por los asuntos torales de Tamaulipas es mucho.

Ese es el resultado de no razonar el voto cuando se cruza la boleta con odios en lugar de analizar qué es lo que queremos para nosotros, nuestros hijos, el Estado o el país. Legisladores que prefieren andar haciendo el ridículo bailando que en el recinto legislando para bien de sus representados.

Porque se eligió mal tenemos que mantener legisladores que no nos sirven más que para dar vergüenzas, ándele, así como GUADALUPE COVARUBIAS, la senadora que salió buena para bailar pero mala para legislar.

Hora de publicación: 21:26 hrs