Dan 22 años de cárcel a Marinos por desaparición forzada, en Nuevo Laredo; operaban para el Cártel de Sinaloa


Investigaciones establecen que el Cártel de Sinaloa utiliza a la Marina para “limpiar” plazas de cárteles rivales, aunque maten gente inocente.

Agencias
Nuevo Laredo, Tamaulipas (Viernes 20 Marzo 2020).- La sentencia a 22 años de prisión a un capitán de la Secretaría de Marina-Armada de México y a cuatro marinos por el delito de desaparición forzada puso al descubierto que la SEMAR actuó en la frontera norte bajo el servicio del Cártel de Sinaloa.

Investigaciones de autoridades federales que permitieron llevar a prisión al capitán Raúl Enrique Sánchez Labrada y los marinos, Renato Juárez Arellanes, Alfi Ahumada Espinoza, Carlos Adán Verdugo Amarillas y Eliseo Sánchez Patrón, establecen que el Cártel de Sinaloa utiliza a la Marina para “limpiar” plazas de carteles rivales, aunque maten gente inocente.


El personal de la MARINA actuó en Tamaulipas y norte de Nuevo León como parte de la estrategia del Cártel de Sinaloa del Chapo Guzmán para entrar a esta región, cometiendo un sinnúmeros de ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas y otros delitos, en donde en su mayoría las víctimas fueron personas ajenas a los grupos delincuenciales

Las indagatorias que han llevado a prisión al exjefe antinarcóticos de México, Genaro García Luna en Estados Unidos, confirmaron que el CDS tenía en su nómina a la MARINA y a la Policía Federal.

Las mismas investigaciones han establecido que actualmente es el Cártel de Jalisco Nueva Generación que encabeza el narcoterrorista Nemesio Oseguera Cervantes alias El Mencho, quien tiene bajo su control a la Secretaría de la Defensa Nacional para abrirse plaza en regiones de otros grupos delincuenciales.

Se ha confirmado que el CJNG utiliza a personal militar para realizar operativos contra sus rivales en diferentes zonas del país, actualmente lo hacen en Tamaulipas, donde el personal de la SEDENA está cometiendo ejecuciones extrajudiciales y desapariciones forzadas; el mismo escenario que se vivió mientras operó la MARINA al servicio del CDS

El capitán de la SEMAR y los cuatro elementos bajo su mando fueron encontrados culpables de la desaparición forzada del joven Armando Humberto del Bosque Villarreal, de 33 años.

Del Bosque Villarreal desapareció en agosto de 2013 luego de que unos marinos le ordenaran el alto cuando transitaba en su vehículo particular y lo detuvieran en la localidad de Colombia, municipio fronterizo con Nuevo Laredo.

El 3 de octubre, tres meses más tarde, el cadáver de Del Bosque apareció con heridas de bala y un tiro en la cabeza a unos dos kilómetros de distancia de la base de la Marina.

El pasado 28 de febrero un juez de distrito sentenció a 22 años de prisión a un capitán de corbeta de la Secretaría de la Marina y a elementos de infantería, por el delito de desaparición forzada en contra de Armando Humberto del Bosque Villarreal, cometido en el poblado de Colombia, Nuevo León, en 2013.  

En dicha sentencia se les condena a un pago por indemnización por 306 mil pesos, la inhabilitación por 10 años para que no ejerzan un cargo público, además de que la Secretaría de Marina ofrezca una disculpa pública.

Aunado a esto, se pidió al gobierno de Nuevo León crear un monumento o nombrar una calle, a manera de preservar la memoria de la joven víctima del abuso de autoridad, y se exigió a las autoridades acatar la orden de inmediato.

Hora de publicación: 01:43 hrs