Economía de guerra

Carlos López Arriaga
Opinión (Domingo 22 Marzo 2020).- Ellos y nosotros. Ante una emergencia grave como la que hoy vive el planeta, mire usted, no se necesita encabezar un gobierno de izquierdas para justificar la intervención directa del Estado en la economía en aras de garantizar los mínimos de bienestar a la población mayoritaria.

Tampoco es necesario habitar en un país rico para asumir que el mercado no podrá proteger por sí mismo el desplome de sus cadenas productivas, a menos que el Estado ejerza una acción enérgica en defensa del poder adquisitivo popular. Los viejos esquemas no operan en tiempos de riesgo extremo, ni en lo regional, menos en el ámbito local.

En la capital tamaulipeca, llamó la atención de los medios la propuesta planteada por la representación priísta, en boca del regidor HORACIO REYNA DE LA GARZA, presentada al cabildo que preside XICOTÉNCATL GONZÁLEZ.

El regidor es licenciado en ciencias políticas por la Universidad de Monterrey (UDEM) y maestro en administración por el Colegio de Tamaulipas.

Ante el impacto económico causado por el arribo del COVID-19 a tierras cuerudas, HORACIO propuso cinco medidas de protección a la actividad productiva local, muy acordes con las acciones hoy visibles en todo el planeta.

Entre ellas, (1) el suspender por 45 días el cobro de derechos por uso de la vía pública a comerciantes ambulantes con puestos fijos o semifijos.

Y también (2) proponer a la COMAPA no cortar el suministro de agua a las personas que incumplan el pago del recibo y (3) concentrar el fondo federal para infraestructura social en resolver el desabasto de agua, dando prioridad, en las adjudicaciones, a constructores de Ciudad Victoria.

Ello, amén de (4) eliminar los recargos del predial durante el presente año 2020 y (5) abrir paso a una política (y su respectivo reglamento) para el pronto pago a los negocios que prestan un bien o servicio al municipio.

Los cinco puntos se sintetizan en un propósito. Ante una situación de crisis, aminorar el quebranto que estarán enfrentando muchos victorenses.

La respuesta del alcalde fue muy pobre. Etiquetó como “demagogia” el planteamiento de HORACIO REYNA, pretextando la falta de recursos.

Ni siquiera accedió a la propuesta básica de evitar los cortes de agua al usuario que, por dificultades económicas, no está en condiciones de liquidar su adeudo.

A nadie debe extrañar la insensibilidad de XICO. No está en su agenda el dejar huella positiva entre los victorenses. Llegó a servirse del poder y en ello descansa su afán los siete días de la semana. Cualquier otro tema le estorba.

CONTEXTO AMPLIO

Resulta interesante que en el ámbito mexicano se escuchen propuestas de inspiración muy semejante a la planteada en Victoria por el partido tricolor, buscando adaptar la acción institucional a las condiciones del momento.

Entre otras, la presentada por el Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP) ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT), solicitando ampliar el plazo para que las personas morales (empresas) presenten su Declaración Anual 2019, cuya fecha límite es el 31 de marzo.

En medios patronales circula también la petición de que el gobierno obradorista se ajuste el cinturón, cancele o posponga obras no prioritarias como la refinería de Dos Bocas o el polémico Tren Maya, para que ese dinero sea destinado a solventar los efectos, todavía incalculables, de la pandemia en curso.

Máxime cuando el precio internacional del petróleo, principal ingreso de divisas para México, cayó este fin de semana a niveles incosteables, de 15.78 dólares por barril.

Cuando el enemigo común para izquierdas y derechas es el desplome dramático de la economía global, la intervención del Estado (así sea temporal) se convierte en el último recurso, no hay más.

Por ello, aunque nos parezca increíble, el mandatario ultraderechista de un país muy pobre como es el salvadoreño NAYIB BUKELE, anunció la semana pasada cinco acciones de franco intervencionismo estatal destinadas a evitar el hundimiento de su economía.

Entre ellas, la suspensión por tres meses (90 días) en los cobros de energía eléctrica, agua potable, telefonía, Internet y cable, asumiendo el Estado los costos.

En el entendido de que, una vez pasada la contingencia, dichos pagos pendientes le serán cargados al usuario o consumidor en los siguientes dos años, sin intereses moratorios.

Adicionalmente, en dicho país centroamericano fue congelada provisionalmente la cobranza de créditos hipotecarios, personales, tarjetas de crédito y adeudos con casas comerciales.

Por supuesto, BUKELE no es socialista, ni socialdemócrata, ni populista. Su origen está en el sector empresarial y su orientación (adivinó usted) es francamente neoliberal.

La crisis, en todo caso, lo empuja a tomar medidas especiales, como aquellas emprendidas en 1929 por FRANKLIN DELANO ROOSEVELT en Estados Unidos.

Programas asistencialistas de inspiración keynesiana y carácter emergente que sacaron a Estados Unidos del hoyo luego del crack bursátil.

MÁS EJEMPLOS

Paralelamente, el gobierno español (este sí bajo mando de un socialista llamado PEDRO SÁNCHEZ) anunció disposiciones del mismo corte como la moratoria al pago de hipotecas o la prohibición (ojo con esto) de cortar el agua, la luz o el gas a grupos sociales vulnerables.

Agendas similares están adoptando hoy día los jefes de Estado en Italia (SERGIO MATTARELLA, democristiano), Francia (EMMANUEL MACRON, centrista) y Alemania (ANGELA MERKEL, democristiana).

Lo curioso es que coincidan, sin distingo de ideologías. En Estados Unidos, el republicano DONALD TRUMP está estudiando la posibilidad de entregar una renta de mil dólares a cada ciudadano de su país durante varios meses.

Es lo que se conoce como Ingreso Básico Universal, hoy también en planes del gobierno chileno que encabeza el centroderechista SEBASTIÁN PIÑERA.

En Argentina, el peronista ALBERTO FERNÁNDEZ anunció exenciones fiscales para empresarios afectados por la crisis sanitaria, como son los dueños de hoteles, cines, teatros, restaurantes y transporte de pasajeros.

Amén de que, en algunos sectores, el gobierno pagará parte del salario a los trabajadores y ofrece créditos blandos para productores de alimentos, artículos de limpieza, higiene personal y de insumos médicos.

En lo local, en lo estatal, lo nacional y lo mundial, la severidad de la crisis que hoy sacude al planeta obliga a revisar la viabilidad de las actuales reglas del juego y buscar vías alternativas.

Queda claro que gobernar es algo más que repartir besos, bailar zumba y multiplicar brutalmente la hacienda familiar como si fueran a vivir 500 años.

Hora de publicación: 20:55 hrs