La farsa de un mal gobernante

Guadalupe Ernesto González
Opinión (Domingo 22 Marzo 2020).- LO QUE ME PARECE un acto de hipocresía, “son los golpes de pecho” que en una iglesia evangélica, se dan el sedicente alcalde de San Fernando José “Pepe” Ríos y su esposa la Presidente del DIF Rosa Elida Garza Sosa, porque, a pesar de que en el pueblo, se les ha venido señalando de “incurrir en presuntos actos de corrupción e impunidad”, aprovechándose del poder político, “se hacen aparecer” como personas entregadas a dios padre todo poderoso, creador del universo, cuya postura “es una farsa de este par de malos gobernantes”.

Y AUNQUE aún no hay un veredicto financiero sobre “los malos manejos de los recursos públicos”, ejercidos por el Presidente Municipal de San Fernando José Ríos Silva, quienes están cerca de los manejos de los dineros en el Ayuntamiento de ese municipio, soslayan que “el Presidente Municipal es un tipo insaciable”, un sujeto sin escrúpulos, porque dispone de manera exagerada de los recursos que son del pueblo y no de él, ni de su esposa”.

PARA mucha gente de San Fernando, que conocen la triste realidad en la que, para desgracia se encuentra el pueblo, por la falta de obras de infraestructura social en los sectores urbano, sub-urbano y rural y, la clara la ausencia del prometido crecimiento y desarrollo económico, que el alcalde Ríos Silva en campaña dijo logaría a base de tenacidad y esfuerzo, para bien de su gente, “nada de eso se ha logrado”, precisamente, “por la marcada sospecha” de que, este presunto amante de lo ajeno, ha venido consumando, evidentes saqueos millonarios, lo que “de confirmarse”, esto más pronto que inmediatamente, “habrá de salir a la luz pública”.

EN ESTE escenario político, lo insensato y meramente inconcebible e imperdonable es que, el Presidente Municipal José Ríos Silva, “lejos de cambiar la pésima imagen que dejara su antecesor”, el dentista Mario Alberto de la Garza, quien por cierto se fue del pueblo al vivir a Monterrey, “ese ansiado cambio, esperado por las familias” de esta pujante comunidad sanfernandense, “no se ha visto por ninguno de los rincones” de la ciudad, por la desmedida avaricia del indolente y perverso sujeto que, llegó al poder político y público para lograr beneficios propios, sin que le importe en lo más mínimo, “el real beneficio al pueblo que, dijo gobernaría para bien de la comunidad que lo eligió”, cuyo tema, la verdad, es un acto que ha causado muy acentuada indignación.

HAY QUE señalar que, políticos “de baja caterva moral” como José Ríos Silva, aprovechando la cuaresma, al acudir a una iglesia, repito “a darse golpes de pecho”, junto a su cónyuge, como fieles creyentes de la palabra de dios, es decir, “lo escrito en las santas escrituras”, por los sospechosos actos deshonestos, en los que aducen ha incurrido Pepe, “éste engendro del mal”, evidentemente, pasa por encima de los mandamientos al “también implorar ayuda divina”, para que su esposa Rosa Elida Garza Sosa, “sea la futura candidata a alcaldesa”, motivo por el cual este repudiado edil, “al estilo faraón” el rey de Egipcio, “ofende al creador del universo”, por los desplantes que, sin tal vergüenza, este mal  gobernante asume.

INCLUSO, este desacreditado político de San Fernando José Ríos Silva, ha venido “echándole tierra” de manera indiscriminada a una regidora que ha estado ejerciendo un decoroso papel de trabajo y servicio en aquel pueblo y eso, naturalmente, “ha generado la acentuada molestia de su cónyuge”, porque la integrante del cabildo, podría ser una firme adversaria para la esposa del Presidente y por ello, “Pepe” Ríos, prácticamente, se encuentra “entre la espada y la pared” o bien “ante muy serio dilema político”. Aunque la regidora, aclaro, de la que pronto daremos su nombre en este espacio, hasta hoy en día, por la postura de respeto a su partido, el PAN, “no ha dicho, esta boca es mía”.

EL PARADIGMA, nada recomendable en este tema político es que, el alcalde José Ríos Silva, pese a sus promesas de “trabajar para servir”, fueron solo “palabras que se ha llevado el viento”, porque evidentemente, “les ha quedado mal a las familias de San Fernando”, pues los hechos así lo plasman y lo peor de este escenario es que, “el gobernante en turno, siente la ineludible obligación de heredarle o cederle el cargo a  su esposa”, aunque esta, por lo que se versa en el pueblo, “HA HECHO UN DEPRIMENTE PAPEL, AL FRENTE DEL DIF”, porque en el noble organismo, comentan que, “NO HAY LA DISPOSICIÓN” de la respetable señora ROSA ELIDA GARZA, de “AYUDAR A LOS QUE MENOS TIENEN y por eso, hay mucha gente dolida con la cónyuge del Presidente Municipal. Incluso subrayan, que “La Primera dama” tiene dos cuentas públicas pendientes: la de 2017-18.

ASÍ ES QUE, seguiremos muy de cerca este ultra-mega-interesante tema de San Fernando, donde el mal gobernante municipal José Ríos Silva, “cual falso profeta”, ha venido recurriendo al poder divino, para orar “dándose golpes de pecho” y pedir al creador que, “su esposa Rosa Elida, sea seleccionada”, para su abanderamiento A ALCALDESA por aquel pueblo y, como no tiene seguro ese propósito político, para seguir ellos en el poder público municipal, el jefe de la comuna sanfernandense, la verdad “ya no haya la puerta”, encontrándose “Pepe en una desesperante encrucijada política”. Pero en fin, el tiempo es el que sobre este particular “os dará la razón”.

Por hoy es todo y hasta mañana.

Hora de publicación: 21:53 hrs