Memo Martínez, es el que sigue

Guadalupe Ernesto González
Opinión (Martes 17 Diciembre 2019).- DADA LA ADVERSA situación judicial, por la que atraviesa el ex gobernador de Tamaulipas EGIDIO TORRE CANTÚ, aparte del ex Tesorero Jorge Silvestre Abrego Adame, quien por cierto “ya anda en plan de prófugo de la justicia”, por no haberse presentado a declarar, ahora “QUIEN SIGUE EN LA LISTA”, para ser llamado a comparecer ante los tribunales, es nada menos que, Guillermo “Memo” Martínez García,  ex director de Comunicación Social y “asesor de Egidio”, de quien pueden tener la certeza que, “no está exento de la acción penal”.

PORQUE hay la versión de que “Memo Martínez”, está seriamente involucrado en “algunos tejes-manejes” del ex gobernador Torre Cantú”, pero además, de los turbios negocios que, éste ejerció “con su patrón Egidio”, también deberá dar cuenta de cómo y qué forma, “reunió casi dos millones de dólares”, en una cuenta bancaria allá en la Unión Americana en el “Bank Of América”, cuyo tema, causó enorme revuelo político, porque “sus ahorros en divisa extranjera”, no concordaban en nada, con respecto a lo que Martínez García, “devengaba como funcionario en el pasado sexenio”.

ADEMÁS Guillermo Martínez, desde mayo 19 del 2014, tiene abierta una carpeta de investigación en la PGR, hoy FGR, por delitos del orden federal, porque como funcionario del área de prensa en el Gobierno de Egidio Torre, “manejo miles de millones de pesos” del presupuesto para su área y la mayor parte de los recursos, no llegaron a los medios de comunicación, sino a sus negocios que, desde entonces tiene establecidos en Monterrey, Nuevo León, donde construyó “una empresa de publicidad” de buen monto millonario y además “opera un medio deportivo escrito”.

POR LO PRONTO, el ex Tesorero Jorge Silvestre Abrego Adame, “ya está en calidad de prófugo”, porque, no compareció a rendir su declaración ante la Fiscalía Anti corrupción del Estado, cuya oficina legal, “lo reclama por presuntos malos manejos de recursos públicos”, temas financieros-judiciales en los que Guillermo Martínez, no está exento o salavado y por esta razón “ES EL QUE SIGUE EN LA LISTA”, para ser llamado “al banquillo de los acusados”.

REZA EL ADAGIO que, “no hay fecha que no se cumpla, ni tiempo que no se llegue” y por ello, hoy quienes en el pasado “fueron funcionarios intocables”, ahora son tratados por la autoridad judicial “como cualquier hijo de vecina” y por este fundamental motivo, “andan huyendo de la ley”, porque saben que, “la voladora” (orden de aprehensión) será librada contra esa clase de gandallas que, “manejaron a su antojo” los dineros públicos.

GUILLERMO, siempre fue un tipo altanero, petulante y engreído, porque simple y llanamente, se mofaba de ser un mega-poderoso y, “vaya que si tenía esa etiqueta” porque su patrón Egidio Torre, le permitía y toleraba todo lo que este quería, porque Memo, “era su principal sopla nucas” y por esta razón, a Guillermo, se le consideraba algo así como “vice gobernador”. Pero ahora que a este sátrapa, “sujeto de baja caterva moral”, le han venido saliendo a relucir sus presuntos trafiques, tendrá que comparecer a declarar y de no hacerlo, la autoridad judicial, o sea la Fiscalía anti- corrupción,  estará girando “la orden de aprehensión” contra Martínez García.

LA FISCALÍA Anti corrupción de Tamaulipas, como ya es del dominio público, reclama a Egidio Torre Cantú, un monto por 600 millones de pesos que, “este político de siete suelas”, no ha justificado en sus cuentas públicas, cuyo detalle llama poderosamente la atención, porque Egidio, de “ser un simple ingeniero chambón”, pasó a ser hombre afortunado, al convertirse en el político más importante del estado, esto, tras las muerte de su muy querido hermano Dr. Rodolfo Toree Cantú (q.e.p.d.)

TAMBIÉN hay versiones que conducen a que, en la indagatoria judicial, sobre los manejos financieros del ex Gobernador de Tamaulipas Egidio Torre, el nombre de Guillermo Martínez, en todo momento, ha sido de los más sobresalientes, porque señalan que, este sujeto, por su calidad de mercenario, hizo uso y gala de empresas y proveedores fantasmas, y pagó millonarias cantidades a varios medios de comunicación de ciudad Victoria, citándose entre ellos “a un güerito” presunto afeminado, con quien Memo, al parecer, “todo el tiempo mantuvo mucha cercanía”.

PARA CONCLUIR, les comento que, Guillermo Martínez García, ex asesor de ETC y ex director de comunicación social, quiera o no, tendrá que comparecer a declarar ante la Fiscalía Anti Corrupción, porque ya está “en el OJO DEL HURACAN”: Y si este al igual que el ex Tesorero estatal Jorge Silvestre Abrego Adame, nos acude a declarar ante el tribunal de Justicia, “de igual manera será declarado prófugo de la ley”.

Hora de publicación: 20:59 hrs