'El JR' acusado de corrupción

Guadalupe Ernesto González
Opinión (Jueves 23 Abril 2020).- SI EL PRESIDENTE de la República Lic. Andrés Manuel López Obrador, desde el inicio de su mandato, ha pregonado que, en su Gobierno “no hay actos de corrupción”, porque, asegura que, él no comulga este flagelo delictivo, esto, “ya se ha venido haciendo una constate” en oficinas de la Administración Federal, surgiendo tal evidencia, por la denuncia que contra el Delegado Federal de Tamaulipas José Ramón Gómez Leal, expuso de manera formal ante la Fiscalía General de la República, la injustamente despedida trabajadora de la Secretaria de Bienestar Social Federal (SEBIEN) Jakeline Briz Guerrero.

LA DENUNCIANTE Briz Guerrero, por su dicho, aseguró que, desde el 2014, estaba asignada en el programa federal de 68 y más, como agente de trámite de documentación oficial de los adultos mayores, allá en el puerto de Tampico y en abril de 2019, repentinamente, “A TRAVÉS DE UNA LLAMADA TELEFÓNICA”, se le informó que “ESTABA DESPEDIDA” de su centro de labores, haciéndosele saber que, “su despido”, se debía a “ÓRDENES SUPERIORES”, aludiendo la afectada que, “por tener una enfermedad cancerígena”, se encontraba en tratamiento, problema de salud que por cierto, aun no supera.

Y RESULTA que, cuando ella acudió ante su despacho contable, para cumplir con sus obligaciones fiscales, “fue ahí, donde surgió la noticia inesperada”, al ser notificada por su contador de que, “seguían timbrando su nombre”, después de la fecha en que fue despedida, descubriendo flagrantemente Jakeline Briz Guerrero que, “continuaron cobrando su salario”, señalando como directamente responsable, de su problema, al Delegado Federal José Ramón Gómez Leal “El JR” y, por esta razón, la denunciante, “exhortó a demás ex compañeros despedidos”, a que verifiquen si algunos de ellos, también están en las mismas circunstancias que la de ella, “porque dijo sospechar” que puede haber otros casos más, de esta índole.

QUIERO HACER hincapié en este interesante caso de corrupción que, recae en la titularidad de Delegación Federal Tamaulipas, para recordar el también “acto de corrupción” suscitado allá en el Estado de Jalisco, donde el ahora ex delegado Federal CARLOS LOMELÍ, tuvo que “ser dado de baja o cesado”, mas no enjuiciado por el Gobierno de la 4-T, por el delito de corrupción, a pesar de las evidencias que en su contra prevalecían, sobre “la venta de medicamentos a clínicas y hospitales generales”, cuyo acto mercenario, fue alarmantemente comentado en los diversos ángulos políticos de México. Y pese a las evidencias de corrupción, el Presidente López Obrador, “ya no dijo absolutamente nada”. A Pesar de su diario argumento de que, EN SU GOBIERNO “NO SE PERMITE LA CORRUPCIÓN”.

¿TENDRÁ ECO LA DENUNCIA CONTRA “EL JR”?

POR ESTE MOTIVO, habremos de ver si la denuncia de la ex empelada federal Jakeline Briz Guerrero, “tendrá eco o no”, en la Fiscalía General de la República, porque este sonado caso de corrupción, es la muestra tangible de que, “funcionarios federales”, tal vez a espaldas del Presidente y al amparo del poder político, incurren en esta clase de actividades ilícitas y, “en la investigación, tendrá que salir a relucir” EL NOMBRE de la persona que, desde abril del 2019 a la fecha, ESTÁ COBRANDO el salario de la denunciante. Pero además, también tendrá que informarse, con toda claridad, ¿POR ÓRDENES DE QUIÉN? fue despedida la afectada.

CON ESTA clase de actos de corrupción, se confirma que, “al Gobierno de la 4-T, le están fallando sus funcionarios”, salvo que puedan probar lo contrario, aunque en este caso, “no hay vuelta de hoja”, pues los hechos están claramente explicados por la ex empleada de SEBIEN-FEDERAL Jakeline Briz Guerrero y si esto es así, entonces el Presidente de México, ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, está obligado a remediar esta clase de problemas que, naturalmente, van en su contra, generado esto por la ambición de políticos de baja calidad moral, los que, “más que servir incurren en ilegalidades”, para favorecer a sus amigos o familiares, cuya cuestión, no dudo tenga que salir a relucir de manera transparente, ante la opinión pública, luego de la investigación que la FGR, realice sobre este tema que compromete al Gobierno Obradorista.

LO INCONCEBIBLE en este agravio a mi persona y mi familia, dijo ante la Fiscalía General de la República la ex empleada federal Briz Guerrero que, “no puede ser posible” que en el Gobierno del Presidente Lic. Andrés Manuel López Obrador, se tenga a gente deshonesta, corrupta y sínica. Y por el daño que se me ha hecho, “al despedirme de mi trabajo injustamente”, solo pido justicia y, si es necesario, pediré audiencia con el Presidente, porque sé que él, habrá de escucharme y pedirle que, obre en el marco legal, contra el delegado Federal de Tamaulipas, porque al habérseme informado que, MI DESPIDO “FUE POR ORDEN SUPERIOR”, el máximo cargo federal aquí en Tamaulipas, recae en el del señor José Ramón Gómez Leal.

PARA CONCLUIR, les comento que lo inhumano de este caso, de perjuicio a la ex empleada de SEBIEN Federal, Jakeline Briz Guerrero, es que los causantes de su despido injustificado, lo hicieron cuando “ella, más necesitaba su trabajo”, para atender su enfermedad que aun la aqueja y por ello, habremos de ver si el Gobierno Federal de la Cuarta Transformación, realmente, obra en el marco de justicia, en contra los funcionarios corruptos, integrantes del gabinete federal.

Por hoyes todo y hasta mañana.



Hora de publicación: 21:09 hrs