Header Ads

.

Huella de corrupción emerge en A. Reynosa

Guadalupe Ernesto González
Opinión (Lunes 6 Abril 2020).- REZA EL Adagio que, “lo que no descubre el agua, lo descubre el tiempo” y vaya que esto nunca falla, porque simplemente “lo que mal inicia, mal acaba” y por este fundamental motivo, ahora, no solo la alcaldesa de Reynosa Dra. MAKI ESTHER ORTIZ DOMÍNGUEZ, “está en el ojo del huracán”, sino también venales funcionarios de su administración, entre ellos el Director de Obras Públicas del municipio ROGELIO AVENDAÑO GARCÍA, a quien “se la venido el mundo encima” y ahora éste, se encuentra “entre la espada y la pared”, porque de probársele “los desfalcos millonarios” que, ya han salido a relucir hasta en las redes sociales, deberá pensar muy bien “SI SE VA SOLO” o decidirá “HABLAR LARGO Y TENDIDO” y llevarse de encuentro a “su Jefa” la Primera Autoridad Municipal Maki Ortiz, cuya mujer por más que, ha pregonado “no estar manchada por los emblemas de corrupción e impunidad”, hoy esto tendrá que establecerse y decidirse en los Tribunales, porque “el señalado director de OPM” con toda certeza, “solo no determinó, embolsarse tantísimo dinero” que hasta el momento no ha justificado y eso, ha generado el mayúsculo escándalo financiero en el Gobierno municipal de Reynosa.

EL TREMENDO “embrollo político-financiero”, suscitado en las arcas del Ayuntamiento de Reynosa, “emergió porque en los documentos existentes” en la página de transparencia del municipio y en el portal del SAT, pudo establecerse que el Director de Obras Públicas Rogelio Avendaño García, “pariente” de Fidencio Ríos García, aparece como el “privilegiado constructor de la jefa del pueblo” durante los años 2016-17 y 2018, “favorecido con monumentales contratos” para obra pública, “por más de 31 millones de pesos”, contratos que “no fueron licitados” y sino pues “tendrán que probarlo”.

SE ADUCE QUE, “el brote la podredumbre financiera”, predominante en el Ayuntamiento Reynosa, ya ha generado un clima de marcada incertidumbre y preocupación, en el Gobierno de la alcaldesa Maki Ortiz, porque el Director de OPM Rogelio Avendaño García, ya aparece como uno de los presuntos defraudadores, pero hay quienes señalan o hacen saber que, “EL PRINCIPAL ANTAGONISTA Y CÓMPLICE de “los tejes manejes” de la Presidente Municipal de Reynosa, es nada menos que EDUARDO LÓPEZ ARIAS, Director de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente, porque éste, es el que, por orden de Maki, “ejerce y triangula los acuerdos y arreglos” de toda obra pública a desarrollarse en la ciudad, cuyo detalle de confirmarse, deberá ante la autoridad correspondiente, revelarlo el presunto responsable del affaire Avendaño García, porque de no hacerlo, Rogelio, sabe que él, es quien “tendría que apechugar, toda la bronca” e irse a la cárcel.

EL TEMA de antoja interesante por dos cosas: la primera es: Porque ni Rogelio Avendaño García, ni su socio (presunto presta-nombres) Miguel Ángel Obregón Ramírez, ni Luis Enrique Ledesma, empleado de la empresa INTEGRA-RIOSA, S.A. de C.V., “guardaron las formas”, porque esta tercia de presuntos bandidos con charola. “coludidos en el millonario Affaire”, obraron por presumir ante sus amistades, “gozar de un cambio de vida preponderante o de lujos” y lo segundo, es que, todos los involucrados “lejos de evitar sospechas o indicios fraudulentos”, sobre los malos manejos financieros, contablemente hicieron las cosas con marcada ligereza e irresponsabilidad, todo eso por el claro influyentismo del que venían gozando, gracias a la alcaldesa Maki Ortiz, desde el 2016 a la fecha. Sin olvidar que, también Rosa Elva Avendaño García, hermana de Rogelio, Director de Obras Púbicas, es otra de las implicadas en el fraude millonario.

PERO vayamos más allá para señalar que, “lo meramente inaceptable” es que Rogelio Avendaño García, por ser Director de OPM, se facultaba, tolerado tal vez por Maki, para “entregar contratos a sus familiares” y empelados de la citada constructora- Integra-Riosa. S.A. de C.V. Pero la ambición de Rogelio, como el presunto defraudador, se fue más allá de las barreras, porque durante los años 2019 y 2020, el muy insaciable, otorgó dos contratos más a sus trabajadores Miguel Obregón y Luis Enrique Ledesma, uno por alrededor de los 29 millones de pesos y el otro por el orden de los 11 millones de pesos, lo que junto a los más de 31 millones, otorgados en el 2016 a  su cuñado Fidencio Ríos García, suman poco más de 70 millones de pesos, obras que no fueron licitadas o bien tendrán que demostrarlo.

SIN EMBARGO, eso no para ahí, porque como responsable del cobro de “porcentajes o recolección de cuotas” por la entrega de obras del Ayuntamiento de Reynosa a la Constructora Integra-Riosa S.A. de C.-V., aparece  el proyectista de Obras Públicas  CHRISTIAN ALONSO RAMÍRZ GARCÍA, quien es funcionario de la dependencia y quien de ser llamado a cuentas ante los Tribunales, sin objeción alguna, tendrá también que, “REVELAR A QUIEN LE COBRABA Y A QUIEN LE ENTREGABA” los beneficios de los porcentajes recolectados por cada obra. Y en esto, aducen que, Christian, “tendrá mucho que hablar”, del esposo de la alcaldesa don CARLOS PEÑA GARZA, será o no cierto, pero esa versión ha venido corriendo “como fuego en reguero de pólvora”, en el argot político y en los corrillos de la misma Presidencia Municipal de Reynosa.

PARA CONCLUIR, hay que subrayar que, “si esta serie de presuntos trafiques” del Director de Obras públicas ROGELIO AVEÑDAÑO GARCÍA, llegan a la fiscalía anti- corrupción del estado, téngase la certeza que, “libres no saldrán los involucrados” y además no se descarta que la alcaldesa MAKI ESTHER ORTIZ DOMÍNGUEZ, tendrá que “ser sentada en El banquillo de los acusados” o bien “darse la fuga”. Pero el tiempo es el que os dará la razón. Porque repito y reitero que, “los que nos descubre el agua, lo descubre el tiempo”.

Por hoy es todo y hasta mañana.

Hora de publicación: 02:30 hrs
Con la tecnología de Blogger.