Prohíben diputados federales a padres o tutores aplicar castigos disciplinarios a niños

El pleno de San Lázaro aprobó prohibir los castigos corporales y tratos humillantes como medidas de corrección o disciplina.

Reforma
Ciudad de México (Jueves 10 Diciembre 2020).- Por unanimidad, el pleno de San Lázaro aprobó prohibir los castigos corporales y tratos humillantes como medidas de corrección o disciplina.



El proyecto avalado con 446 votos a favor, modifica diversas disposiciones de la Ley General de los Derechos de Niñas y Niños y Adolescentes y del Código Civil Federal para establecer que esta prohibición estará vigente para los padres y madres de los menores, pero también para las personas que ejerzan la patria potestad, tutela, guarda o custodia y para personal de instituciones educativas, deportivas, religiosas, de salud, de asistencia social y cualquier otra que brinde asistencia a este sector.

Las modificaciones que fueron enviadas al Ejecutivo federal para su publicación definen el castigo corporal como todo acto en el que se utilice la fuerza física, incluyendo golpes con la mano o con algún objeto, empujones, pellizcos, mordidas, tirones de cabello o de orejas, obligar a sostener posturas incómodas, quemaduras, ingesta de alimentos hirviendo u otros productos o cualquier otro actos que tenga como objeto causar dolor o malestar, aunque sea leve.

Asimismo, indica que un castigo humillante es cualquier trato ofensivo, denigrante, desvalorizados, estigmatizante, ridiculizador o de menosprecio o cualquier acto que tenga como objeto provocar dolor, amenazas, molestia o humillación.



Queda prohibido que la madre, padre o cualquier persona en la familia, utilice el castigo corporal o cualquier tipo de trato y castigo humillante como forma de corrección o disciplina para niñas, niños y adolescentes