Header Ads

.

Miguel Ángel Almaraz

Oscar Díaz Salazar
Opinión (Sábado 29 Mayo 2021).- Con muy contadas excepciones, el Partido Acción Nacional en Tamaulipas, trae pésimos candidatos. Presentó a los electores una oferta que va de malos a peores.

Para no generalizar ni escribir en abstracto, me voy a referir al candidato a la presidencia municipal de Rio Bravo, Miguel Ángel Almaráz Maldonado.

Almaráz ya fue candidato en varias ocasiones, a diputado federal y a presidente municipal, pero con las siglas del PRD.

En el PRD fue presidente del Consejo Estatal y estuvo afiliado a la corriente de los Chuchos, expresión que se distinguió por colaborar con lo que entonces llamaban PRI - gobierno o PAN - gobierno.

Era presidente del Consejo estatal perredista, y ya había anunciado su intención de ser candidato, cuando fue privado de su libertad, acusado de hacer negocios con lo que vulgarmente se conoce como "güachicol". Por varios años estuvo recluido en un penal federal.

Al salir de la cárcel, regresa a su terruño para dedicarse a otra actividad ilícita: la expedición de placas para vehículos que circulan en territorio nacional a pesar de no estar debidamente importados.

Los negocios chuecos a los que, es del dominio público, se ha dedicado Almaráz, el güachicol y la UCD, requieren el contubernio de las autoridades.

Con los recursos que obtiene de la sustracción de lo público, (combustibles o placas) Miguel Ángel Almaráz solventa lo que invierte en la caridad, en ayudar a los menesterosos.

Sostengo que es más valioso para la sociedad, mucho más, una persona que se ocupa de su familia, paga impuestos, respeta la ley, y se solidariza, en la medida de sus posibilidades, casi siempre escasas, con sus semejantes, que aquellos que privatizan las riquezas colectivas, -para usar un eufemismo de lo que es un simple robo-, y pueden repartir una mínima parte de ese atraco, con el ánimo de lograr aceptación en la sociedad y/o de allanar el camino a los puestos públicos, para estar en mejores condiciones para robar.

Los ríobravenses saben para qué utiliza Miguel Ángel Almaráz sus conexiones en el gobierno; conocen de su disposición para apropiarse de lo público; están enterados de sus actividades ilícitas.

Almaráz Maldonado ha hecho fama y fortuna con puras transas. Va por la vida creyendo que robar lo que es de todos, no es robar. Si acaso le queda una pizca de conciencia, y ésta le genera remordimientos, para eso destina una ínfima parte de sus ganancias y las reparte entre los más necesitados.

Señala un aforismo muy conocido: "dale poder y fortuna a una persona y sabrás realmente como es". La verdadera personalidad de algunos políticos la conocimos cuando les otorgamos el poder. En varias ocasiones nos hemos sorprendido y arrepentido de haber votado por ellos. Pero ese no es, no debe ser, el caso de Miguel Ángel Almaráz Maldonado, porque ya lo conocemos, ya hemos visto para qué quiere el poder y la fortuna. Ya sabemos de su disposición para quedarse con los bienes públicos, ya sabemos que es muy amigo de lo ajeno.

Hora de publicación: 03:40 hrs
Con la tecnología de Blogger.