Suman 24 mil quejas por falta de medicinas en el país

Desde el 2019 se observa que ha ido en incremento el desabasto de medicamentos y entre los grupos más afectados son los pacientes con cáncer.

Agencias
Ciudad de México (Sábado 26 Junio 2021).- México vive una crisis de falta de medicamentos en el sector salud y en farmacias privadas, denunció la Coparmex Nacional y afirmó que en los últimos dos años, pacientes, familiares y personal de salud interpusieron más de 24 mil quejas por ese concepto en el ámbito nacional.

Desde el 2019 se observa que ha ido en incremento el desabasto de medicamentos y entre los grupos más afectados son los pacientes con cáncer, especialmente los niños, así como quienes padecen VIH que necesitan antirretrovirales y la población infantil que requiere vacunas.


Precisó que de acuerdo con la información recabada por el Colectivo Cero Desabasto, durante 2020, el número de recetas no surtidas de forma efectiva en hospitales públicos se triplicó, superando los 16 millones de casos.

Identificó que entre el 2019 y el 2020, el 20% de las recetas, es decir una de cada cinco, no fue surtida de forma completa en la primera ocasión que la presentó el paciente.

Si se analiza por institución, durante el mismo período, 20.9 millones de recetas no fueron surtidas de forma efectiva por el IMSS; mientras que en el ISSSTE no fueron surtidas de 1.8 millones de recetas.

Las quejas, por lo tanto, van en aumento: en 2019 se reportaron un total de 9,862 quejas levantadas por conceptos referentes al no surtimiento, mientras que en 2020 sumaron 14,641, para un incremento del 48%.

Recordó que después de un intento fallido de compras consolidadas por parte del gobierno federal, el 31 de julio de 2020, el presidente anunció un acuerdo entre la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) y el INSABI, para establecer un nuevo modelo.

La UNOPS se encargaría de las compras consolidadas de medicamentos para el periodo 2021-2024. Este proyecto costará al gobierno mexicano 6 mil 800 millones de dólares, de los que la Oficina de Naciones Unidas cobrará el 1.25%, detalló.

No obstante, apuntó que los problemas logísticos persisten: Si bien se han llevado a cabo las licitaciones de medicamentos, persiste el problema de la distribución y la logística que no son responsabilidad de UNOPS.

El principal problema que se ha detectado es que derivado del proceso de compra y abasto de medicamentos e insumos, las empresas continúan con la imposibilidad de entregar a los operadores logísticos, un promedio del 49% de las piezas solicitadas por las instituciones. Apuntó que hay al menos dos operadores logísticos que no reciben productos, aun cuando éstos han sido designados en las órdenes de reposición.

Existen reportes de recepciones parciales y bajo diferentes procesos en función de cada operador logístico. Varias instituciones como el INSABI (estados), CCINSHAE (Institutos Nacionales y Hospitales de Alta Especialidad), PEMEX, ISSSTE y el IMSS, presentan mayor afectación por falta de recepción de insumos.

Agregó que la UNOPS ha prolongado las fechas de entrega de los insumos y ha optado por redirigir ciertas órdenes de reposición a los operadores que sí reciben insumos, lo que ha generado una saturación en la calendarización de citas de dichos operadores, extendiendo aún más la recepción de los insumos.

La Coparmex Nacional indicó que los socios han reportado ajustes a los volúmenes de compra previamente pactados e incluso diferimientos o cancelaciones de acuerdos de compra justo antes de la firma de contratos.

El acceso efectivo a medicamentos seguros, eficaces y de calidad debe ser visto como una prioridad para el bienestar de los mexicanos, indico el sindicato patronal por lo que requeró que el INSABI tome las medidas necesarias a fin de establecer los mecanismos adecuados para darle una solución a este problema.

La adquisición de medicamentos para el 2022 y años subsecuentes debe llevarse a cabo de manera exitosa, por lo que se está a tiempo de corregir el camino porque las adquisiciones deben planearse con meses de antelación.

Propuso establecer un canal de comunicación institucional y permanente entre el INSABI, las instituciones de salud, fabricantes de insumos y operadores logísticos, que permita generar un seguimiento puntual y coordinado del proceso.


Asimismo, que, tanto para realizar la entrega de medicamentos a operadores logísticos como para entregas directamente a las instituciones de salud, se sugiere que la autoridad proporcione un Programa de Entregas semestral o anual, que muestre la demanda desagregada de medicamentos por institución, con el cual todos los miembros de la cadena de abasto podrían alinear su planeación y organizarse para realizar las entregas puntuales y favorecer así la optimización del abasto.

Pidió considerar la alternativa temporal de entregas de medicamentos de patente y fuente única directamente a las instituciones, a cargo de los productores para que los medicamentos e insumos para la salud se encuentren disponibles de manera ágil y efectiva para los pacientes, al ser bienes indispensables para hacer posible el derecho humano a la salud y claridad sobre los procesos de facturación y pagos.

Hora de publicación: 15:08 hrs
Con la tecnología de Blogger.