El 'Guasón' no es hombre de fiar

Carlos Cortés García
Opinión (Lunes 5 Julio 2021).- Eso de “vas a tener un amigo gobernador”, espetado por el Director de Administración de la Secretaría de Economía, Héctor Martín Garza González, “El Guasón”, durante una reunión con algunos periodistas en Ciudad Victoria, el pasado sábado, es un discurso muy gastado del reynosense. Decía la Nana Goya que soñar no cuesta nada, pero para él sí, para “El Guasón” si le cuesta porque sus posibilidades son iguales o menores a cero.

Garza González es un personaje acostumbrado a fajarse verbalmente con cualquiera, pero hoy sin los soportes ni el afecto de Andrés Manuel López Obrador, líder de MORENA, y quien podría darle su apoyo para ser candidato a la gubernatura de Tamaulipas, lo que no va a ocurrir.

Simplemente, “El Guasón” cayó del ánimo presidencial. Primero, porque se enfrentó con el entonces secretario de Educación, Esteban Moctezuma Barragán, hoy embajador de México en los Estados Unidos, de quien era su oficial mayor y salió como tapón de sidra. Después, por un gesto de “lástima”, el propio López Obrador lo recomendó para encabezar la unidad administrativa de la Secretaría de Gobernación. Y más tardó “El Guasón” en entrar a la dependencia que en salir a la calle, al sentirse a la altura de la Ministra Olga Sánchez Cordero, con las capacidades para conducir la política interior de este país. Y ¡zaz!, nuevamente a la calle y al desempleo.

Finalmente, Garza González fue rescatado por Tatiana Clouthier, tras su nombramiento como secretaria de Economía, y llevado a la Unidad Administrativa de la dependencia, desde donde “El Guasón” se ha dedicado a hacer campaña, buscando, en su momento, hacerle manita de puerco al dirigente nacional de MORENA, Mario Delgado Carrillo, para que se decante por su candidatura. Pero eso no sucederá ni hoy ni nunca.

Por su excesiva verborrea, lo que le causó su salida de las secretarías de Educación Pública y de Gobernación, Héctor Martín Garza González perdió los afectos del hoy presidente de México, construidos a lo largo de más de diez años. Y los mexicanos nos hemos dado cuenta de que, si alguien cae del ánimo del presidente, cae para siempre. Ahí el caso de la ex secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval y de Ricardo Monreal, quien traicionó al presidente jugándole las contras en la Delegación Cuauhtémoc, y haciendo que perdiera la elección Dolores Padierna. Lo mismo le pasó a “El Guasón”, quien perdió la confianza de quien él consideraba su amigo, Andrés Manuel López Obrador.

Pero, además, como van a decantarse en MORENA por un candidato a gobernador perdedor, que sacó 32,183 votos en la elección de 2016, contra 721,049 del ganador de ese proceso electoral, lo que significa que “El Guasón” apenas logró menos de un cinco por ciento del candidato ganador, un resultado electoral tristemente mediocre.

Estos datos, pues, descalifican a Héctor Martín Garza González y lo ponen en una circunstancia electoral muy desafortunada, aún y cuando su periplo político lo haga en calidad de operador político de algún otro aspirante.

La estrategia política y electoral “El Guasón” ha sido desde hace varios años equivocada, por ello, es que no ha pasado de ser lo que ganó gracias a que sus, entonces aliados, creyeron en él, pero lamentablemente, tan luego ocupó los cargos para los que había participado, se olvido de las promesas, acuerdos y compromisos.

Y eso ha hecho Garza González a lo largo de los años: si te vi, ni me acuerdo. Por ello, carcajee, al igual que muchos quienes le conocen, al leer la promesa que vino a hacer a Ciudad Victoria, ante periodistas victorenses: “Tu amigo será Gobernador”. Esa, para Héctor Martín Garza González, es la madre de todas las promesas y apoyado en ella el personaje busca apoyos para una campaña que desde 2016 está perdida.

Reitero, “El Guasón” Héctor Martín Garza González, nunca será candidato a Gobernador porque electoralmente no representa nada para MORENA, además de que, llegado el momento, no cumple los compromisos que adquiere ni los acuerdos ni las promesas. No es, lamentablemente, un hombre de fiar.

PD. 1. El gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, se desmarcó del empresario Baltazar Reséndez Cantú, recientemente detenido por delincuencia organizada en McAllen, Texas, y entregado a la Fiscalía General de la República, al señalar que no tiene relación personal, comercial o de negocios alguna con él.

En una carta aclaratoria enviada al Periódico Reforma, el mandatario de Tamaulipas

aseguró no tener operadores como refiere en la nota, por lo que de manera reiterada, solicitó una investigación exhaustiva y objetiva que deslinde las responsabilidades correspondientes.

Cabeza de Vaca señaló que su patrimonio lo ha conseguido siempre bajo medios lícitos y lo ha registrado debidamente en sus declaraciones fiscales y patrimoniales, por lo que lamenta que la nota en cuestión sólo exhiba la versión de la Fiscalía General de la República, además de referir que no tiene relación alguna con las constructoras referidas en dicha nota, por lo que los tres contratos ahí mencionados fueron otorgados con apego irrestricto a los requisitos en el marco normativo de Tamaulipas.

Finalmente, Cabeza de Vaca, enfatizó que en México y el mundo ningún comprador tiene la responsabilidad de rastrear los recursos con los que son adquiridos bienes patrimoniales, por lo que pidió que, en estricto apego a su derecho de réplica, se publique la carta en los espacios de edición impresa y digital de dicho periódico.

PD. 2. Hoy el titular del ejecutivo federal tuvo en La Mañanera al periodista Jorge Ramos quien, sin duda, le hizo ver su suerte, razón por la cual el mandatario mexicano salió, dicen quienes lo conocen, más que enojado por la presencia del periodista mexico-americano. Le cuestionó los temas de la pandemia, el alto nivel de los homicidios dolosos y los pobres resultados en economía.

Gracias por recibirnos.

Hora de publicación: 19:10 hrs
Con la tecnología de Blogger.