Maridaje en Migración para extorsionar a turistas

Guadalupe Ernesto González
Opinión (Lunes 12 Julio 2021).- SERIO MARIDAJE es el que instrumentan agentes del Instituto Nacional de Migración de Reynosa, Matamoros y Nuevo Laredo, como en la mayor parte de los municipios de la frontera de México, para “extorsionar” a aquellos turistas que, proceden de los Estados Unidos y dirigirse al interior del país, “unos a visitar familiares y otros muchos a disfrutar de los centros turísticos que hay e Tamaulipas y México, cuyo negocio redondo de esta clase de pendencieros y corruptos funcionarios, no es un tema nuevo, pero como le causan daño a compatriotas que, con todo el gusto del mundo regresan a México y convivir con sus familias, es necesario que esta clase de atropellos al turismo sea frenado, pero tal parece que este agravio, al Gobierno Federal de MORENA, “le es ambiguo, ecuánime e indiferente”

LO LASTIMOSO es que, los visitantes extranjeros desde que llegan a las oficinas fronterizas de Migración mexicana, son victimados con marcada crueldad, porque los inspectores u oficiales que atienden en esa dependencia, aunque aparentan amabilidad y buenas intenciones de servir a los turistas, los presionan, argumentándoles la falta de documentos, para poderles extender los permisos de internación a los que son ciudadanos americanos, cuyo detalle repito, “no es ninguna novedad hoy en día”.

PERO LO QUE sí es atractivo y altamente penoso, es que el Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, en las mañaneras, se ufana diciendo que, “en su gobierno no hay corrupción”, lo cual es una mentira o engaño, porque al menos en las aduanas es lo que, naturalmente, mas prevalece, aunque “haya presencia de agentes de la guardia nacional”, los que más bien “sirven de floreros” o se hacen de la vista gorda porque “le entran al ajo”.

REPITO, ¡esto no es novedad!, porque son exactamente las mismas viejas prácticas de corrupción que desde los Gobiernos Neoliberales o Conservadores del PRI, PAN, PRD y demás, se ejercían sin tal descaro, pero pese a lo que hable, diga, exprese o presuma el Presidente AMLO de que “ya no hay corrupción”, esto que aduce o vaticina el mandatario mexicano, “son palabras que se lleva el viento” porque las extorsiones (bajo presión estratégica de los Inspectores del INM), son claro emblema de la imperante corrupción, cuyo flagelo continúa a todo galope.

SEGISMUNDO DOGUIN GARAY, EL ARTÍFICE DE LA CORRUPCIÓN EN MIGRACIÓN

SEGISMUNDO Doguin Garay, quien es el Jefe Regional del INM con sede en Nuevo Laredo, desde su llegada esta oficina hace ya dos años, “está convertido en el artífice de la corrupción”, cuyo individuo, lejos de instrumentar acciones de tangible servicio a los turistas y visitantes extranjeros en las oficinas a su cargo, se ha distinguido por ser, (quien al parecer) presiona al personal de migración, para que “le tengan su cuota”, lo que será cierto o no, pero de eso es lo que mismos inspectores de Matamoros y Reynosa se quejan abiertamente, porque aducen que “Segismundo, es un temible hambriento pal billete verde”, aunque los inspectores locales, “no cantan mal las rancheras”.

EL PROBLEMA de corrupción en el Instituto Nacional de Migración aquí en Tamaulipas, señalan será llevado el Gobierno de la 4-T, lo que de suceder, “no solo Segismundo, se iría en el barco”, porque junto a este mal funcionario “hay una gavilla de cómplices” que son parte y esencia de las indebidas actuaciones que contra turistas norteamericanos, se cometen en plan artero en los Municipios de la frontera Norte de México frente a los Estados Unidos.

LOS AGENTES de Migración, al expedir los permisos de internación a los turistas en las oficinas de las líneas divisorias en Matamos, Reynosa y Nuevo Laredo y estos, “no accedan a sus intereses monetarios”, en el caso Reynosa, “ponen el dedo” a los visitantes, para que sus compañeros que operan en las salidas a Monterrey y ciudad Victoria, “instrumenten operativos al vapor” y ya con la información de placas de las unidades donde van los viajeros, “los paren y les apliquen” nuevas presiones, cuya cuestión, ha sido una constante del personal migratorio.

VARIOS de los viajeros víctimas de este flagelo, dijeron finalmente que a su regreso al país vecino, acudirán con evidencias para que a través de las embajadas u oficinas de Relaciones Exteriores entre México y los Estados Unidos, “se trate este agudo problema de corrupción”, lo que por obviedad, habrá de traer serias consecuencias para los corruptos actores del Instituto Nacional de Migración en las fronteras mexicanas.

Por hoy es todo y hasta mañana.

Hora de publicación: 20:08 hrs
Con la tecnología de Blogger.