Porque Américo, no sería digno candidato a gobernador

Guadalupe Ernesto González
Opinión (Lunes 9 Agosto 2021).- REALMENTE me parece irresponsable e indigno que, el Senador Américo Villarreal Anaya, “quiera ser gobernador” de Tamaulipas, porque si vemos su historial pasado (en el PRI) como sub-secretario con Egidio Torre y el actual (en Morena), el cardiólogo victorense “no pasaría el examen profesional” porque él, con todo respeto, “no aprobaría la tesis”, debido a que los sinodales, conformados por el pueblo, difícilmente aprobarían su examen, porque el galeno, en los tres año que lleva como Senador de la República, ha demostrado ser ineficiente y desatento, esto último, por la evidente actitud de indiferencia que ha asumido hacia la gente que confió en él.

POR LO QUE vemos, el Dr. Américo Villarreal Anaya, no ha hecho un real trabajo de campo y, si lo ha hecho (le doy el derecho de réplica), no para que me lo demuestre a mí, sino para que se lo demuestre a las familias de todo Tamaulipas, que fueron las que votaron por él, y por las que él, es Senador de la República, a las que debería agradecerles la posición política que ostenta, pero tal parece que esto, al Dr. Américo, “le ha sido ambiguo, ecuánime e indiferente. Los hechos así lo muestran.

HAY UN REFRÁN que reza: “es mejor malo por conocido que, bueno por conocer”, pero por sus actos de indiferencia e irresponsabilidad política y social, el Senador Américo Villarreal Anaya, “ni de eso puede hacer alarde o presumir”, incluso, “ni sentirse orgulloso de ello”, porque, el cardiólogo, tras haber sido ungido como Senador, se olvidó de los ciudadanos y eso la gente de todos los rincones del estado, lo tiene muy presente. Porque la población “está despierta y convencida” que, haber votado por el Dr. Américo, fue el peor de los errores.

ADEMÁS, siendo Presidente de la Comisión de Salud en el Senado de la República, el Dr. Villarreal Anaya, ha sido, un claro desastre, porque simple y llanamente, “no ha dado resultados favorables” para los mexicanos y tamaulipecos, con lo que se confirmar que el doctor, a como vemos el panorama político interno en Morena, “no sería el adecuado” candidato de ese partido a Gobernador por Tamaulipas. Por ejemplo en Salud hay hospitales del Seguro Social (IMSS) y del ISSSTE, donde se carece de camas para los enfermos, no hay los indispensables medicamentos, para pacientes con enfermedades crónicas, gente tirada en los pasillos de los servicios de urgencias y en consecuencia, un desorden que agravia a la sociedad nacional. Y aun así, Américo quiere ser abanderado a Gobernador. ¡Hágame el favor!.

POR ELLO, mucha gente se pregunta: ¿Con que calidad moral, Américo aspira a ser candidato a Gobernador?. La interrogante tiene sensatez, porque si un político o funcionario con una posición preponderante como la del Dr. Américo Villarreal, anduviera trabajando a carta cabal por el bien de su gente y envuelto con resultados dignos de crédito y de real apoyo a la sociedad tamaulipeca, sin duda, en estos momentos, el cardiólogo sería el idóneo abanderado por las siglas de Morena, para ir por la gubernatura de Tamaulipas. Pero desgraciadamente el Dr. Villarreal Anaya, nada de lo bueno, de lo que aquí hacemos alusión puede pregonar o presumir, porque “nada de los realmente digno o favorable, ha logrado hacer por su gente”.

AMÉRICO Villarreal, por lo que observamos desde la barrera, “le apuesta más al padrinazgo, compadrazgo y cuatachismo”, es decir; “al clásico dedazo”, porque repito y reitero, el doctor en los casi tres años que lleva como Senador de la República representando Tamaulipas, “no ha tenido a bien preocuparse”, por hacer un trabajo sólido y con resultados, cuya cuestión hubiese sido lo idóneo. Y aunque el médico, está en su derecho de aspirar a ser candidato a Gobernador bajo las siglas de Morena, en las altas esferas de este partido, a plata limpia o crudeza, podrán darse cuenta que, “el Doctor, no trae nada que abonar”, para hacer un papel decoroso en la próxima contienda electoral, e ir en busca de la principal silla de Tamaulipas.

PARA FINALIZAR, les diré que lo cierto en este embrollo político, es que conforme va pasando el tiempo, los que saben que, “nada tienen que hacer” en esta batalla política interna, por lógica, se han ido retirando, pero buscando unirse a quien consideren la mejor oferta para ser candidato a Gobernador por Morena en el venidero año 2022 y ser tomados en cuenta. Digo esto porque muchos de los que andaban “con bombo y platillo” haciendo ruido, manifestando sus aspiraciones al Gobierno de Tamaulipas, han tenido que desistir en su propósito político, para mostrar disciplina y lógicamente, “no ser cortados de tajo”, como comúnmente, ocurre en esta clase de menesteres políticos.

Por hoy es todo y hasta mañana.

Hora de publicación: 21:43 hrs
Con la tecnología de Blogger.