Prometen talibanes respeto a mujeres y prensa

En primer mensaje, talibanes prometieron respetar derechos de mujeres, pero bajo ley islámica, e independencia de prensa privada.

Reforma
Kabul, Afganistán (Martes 17 Agosto 2021).- Un portavoz del Talibán prometió el martes que los insurgentes que tomaron el control de Afganistán en los últimos días respetarán los derechos de las mujeres y que no cobrarán venganza, tratando de calmar a una población recelosa y a unas potencias mundiales escépticas.

Después de una ofensiva relámpago en Afganistán, en al que cayeron muchas ciudades sin luchar, los talibanes han tratado de presentarse como más moderados que cuando impusieron un Gobierno brutal a fines de la década de 1990. Pero muchos afganos siguen siendo escépticos, y miles corrieron al aeropuerto el lunes, desesperados por huir del país.


Las generaciones mayores recuerdan las ideas islámicas ultraconservadoras de los talibanes, que incluían severas restricciones a las mujeres, así como lapidaciones públicas y amputaciones como castigo antes de que fueran derrocados por la invasión liderada por Estados Unidos tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.

El portavoz Zabihullah Mujahid abordó estas preocupaciones en su primera conferencia de prensa este martes.

Mujahid prometió que los talibanes respetarían los derechos de las mujeres, pero dentro de las normas de la ley islámica, aunque dio pocos detalles. Dijo que el grupo quería que los medios privados "permanecieran independientes", pero enfatizó que los periodistas "no deberían trabajar en contra de los valores nacionales".

Prometió además que el Talibán mantendría el orden en Afganistán, pero aseguró que no buscarían venganza contra quienes trabajaron con el Gobierno anterior o con países o fuerzas extranjeras.

Les aseguramos que nadie se acercará a sus puertas para preguntarles por qué ayudaron

Anteriormente, Enamullah Samangani, miembro de la comisión cultural de los talibanes, hizo promesas similares, al anunciar una "amnistía" sin dar detalles y alentar a las mujeres a unirse al Gobierno.

Kabul, capital de Afganistán, permanecía en silencio un día más mientras los talibanes patrullaban sus calles y muchos residentes se quedaban en casa, temerosos después de que la toma de poder de los insurgentes vació cárceles y armerías.

Si bien los talibanes se comprometieron a no perseguir a sus enemigos, hay informes de que los combatientes tienen listas de personas que cooperaron con el Gobierno y los están buscando.


Samangani abordó las preocupaciones de las mujeres y dijo que los talibanes estaban dispuestos a "proporcionar a las mujeres un entorno para trabajar y estudiar, y la presencia de mujeres en diferentes estructuras (gubernamentales) de acuerdo con la ley islámica y de acuerdo con nuestros valores culturales".

Esto representaría una gran diferencia con respecto a la última vez que los talibanes estuvieron en el poder, cuando las mujeres estaban confinadas en gran medida a sus hogares.

Hora de publicación: 18:04 hrs
Con la tecnología de Blogger.