¿Regreso a clases presenciales? ¡Se ve difícil!

Carlos Cortés García
Opinión (Viernes 6 Agosto 2021).- Hace algunas semanas, el presidente López Obrador desde la máxima tribuna política del país, “La Mañanera”, espetó que el regreso a clases sería “llueve, truene o relampaguee”. Pues sí. Desde el discurso es muy fácil manotear, insultar a los adversarios o dar instrucciones que, para muchas familias, sobre todo para aquellas que han perdido a alguno, o algunos de sus miembros, a causa del COVID 19, resultan un agravio.

En la planeación de la Secretaría de Educación Pública se diseñó un calendario para el ciclo escolar 2021-2022, que iniciará el próximo 30 de agosto. Pero, ¿cómo exigir a los padres que mandemos a nuestros hijos a la escuela, cuando la mayor incidencia de contagios por COVID 19 se está dando con la variante Delta de la enfermedad, cuyos contagios están alcanzando las cifras más altas desde el inicio de la pandemia?

Pero otro dato aún más grave y que parece ser que no está siendo tomado en cuenta por la autoridad federal, es que la mayor afectación de COVID 19 les está pegando a nuestros niños y a nuestros jóvenes, el mercado y el universo que busca el Gobierno Federal que regrese a las aulas a partir del último día de este mes de agosto de 2021.

Y si, sin duda, el regreso presencial a clases es lo ideal para los niños y para los adultos. Para todos. El problema es que al no haber las condiciones sanitarias suficientes, que den certeza y seguridad a la comunidad educativa, cómo exigir que “llueva, truene o relampaguee” el regreso presencial a clases se dé.

Sólo como un dato ilustrativo, en las últimas 24 horas, al 5 de agosto de 2021, se tuvieron 21,569 contagios, una de las cifras más altas desde que se decretó la pandemia en marzo de 2020.

Al día de hoy, en México, hay 2’922,663 casos confirmados; 243,165 defunciones; 255,636 defunciones totales; 138,096 casos activos estimados; 475,124 sospechosos totales; y 5,259,630 negativos, cifras oficiales por supuesto.

Ante este escenario, la Secretaría de Educación en Tamaulipas y la Secretaría de Salud establecieron acuerdos, los cuales fueron dados a conocer, para el regreso a clases presenciales el próximo 30 de agosto, cuando iniciará el ciclo escolar 2021-2022.

La subsecretaria de Educación Básica del estado, Magdalena Moreno Ortiz, informó los cinco acuerdos establecidos:

1.-Habrá regreso a las actividades presenciales para el personal educativo, directivos, docentes, administrativos y personal de apoyo, de los municipios con semáforo epidemiológico en verde y en amarillo, conforme a la calendarización ya establecida.

2.- Habrá regreso a clases presenciales para alumnas y alumnos y será de manera voluntaria, con carta responsiva firmada por padres de familia, en municipios con semáforo epidemiológico en verde y amarillo.

3.- Se otorgará apoyo con cuadernillos y ficheros a los alumnos y alumnas que deben continuar con educación a distancia, dando prioridad a los municipios con semáforo epidemiológico rojo y naranja.

4.- Se suministrará con un kit de insumos para limpieza y sanitización a cada escuela, para el regreso a clases presenciales, que iniciarán con municipios en semáforo epidemiológico verde y amarillo.

5.- Se facilitará a la estructura educativa, la señalética de las medidas de prevención sanitarias a implementar en las escuelas, elaborada por COEPRIS con imagen institucional ya autorizada.

Y es que, si bien es cierto, que la voluntad del Gobernador del Estado, Francisco García Cabeza de Vaca y del secretario de Educación en Tamaulipas, Mario Gómez Monroy, es cumplir con la normatividad, también tienen muy claro que lo primero es garantizar la salud y la tranquilidad de la comunidad educativa. Y por ello, a pesar de que se seguirán estrictamente los protocolos de seguridad sanitaria para la comunidad educativa de Tamaulipas, reitero, los padres de familia podremos determinar si queremos que nuestros hijos sigan el proceso de enseñanza-aprendizaje de manera presencial o virtual.

PD. 1. Será cierto como se rumora, que el #AbogadoEnemigo, Luis Torre Aliyán, ¿se habrá de ir del país? Aseguran los bien informados que, al terminársele la chamba que, como Síndico en el Ayuntamiento de Victoria, le fue regalada pensando en que Torre Aliyán era leal y decente, se irá al extranjero a buscar nuevas oportunidades laborales ante su fracaso político.

Y es que para nadie es un secreto que Torre Aliyán para MORENA no representa nada: razón por la cual no le dieron nada, absolutamente nada, ni una alcaldía, ni una diputación, ni una dirección, ni nada. Y es que aunque Torre Aliyán ande presumiendo por doquier, que MORENA “lo necesita”, la verdad es que ni Ricardo Monreal, ni Mario Delgado y menos el presidente López Obrador lo pelan, a pesar de la excesiva zalamería con la que el litigante con aspiraciones a gobernante trata a sus superiores. Pero ni con ello, lo hacen en el mundo.

Por ello habrá de irse al extranjero a buscar nuevas y, porque no, mejores oportunidades laborales. Así lo pensamos quienes lo vimos formado afuera de las oficinas de la Secretaría de Relaciones Exteriores en Ciudad Victoria, porque a pesar de decirse morenista e influyente, ni un buen lugar en la fila le quisieron compartir.

La otra lectura es que el leguleyo victorense al no tener opciones de chamba hasta después del 2024, se irá a los Estados Unidos en un programa de contratación de trabajadores agrícolas, mientras se le pasa la imagen de “perdedor” que construyó, una vez más, entre la sociedad victorense quien ya no cree en él. Ni modo, a pizcar, #AbogadoEnemigo, a pizcar. Lo importante es trabajar.

Hora de publicación: 20:50 hrs
Con la tecnología de Blogger.